Irse de intercambio es una de las experiencias más increíbles y enriquecedoras que he vivido. Es difícil escribir todo lo aprendido, pero en mi experiencia encontré seis puntos que pueden servir no sólo para cuando estás de viaje, sino en el día a día. Seis pensamientos muy simples que probablemente ya han escuchado pero creo que si se ponen en práctica pueden hacer un gran cambio.

Si algo está mal, sal de ahí

No importa si es la relación con tu roommate, con un amigo/a, con tu novio/a, si las cosas no están funcionando, lo mejor es intentar arreglar el problema. Y si de plano no se soluciona, es mejor decir adiós.

No pretendo decir que huyas de los problemas, sino que elijas tus batallas. Haz lo mejor que puedas y asegúrate que no quede en ti.

bye-b

Equivócate

Las primeras dos semanas me estresaba muchísimo por no estar segura de tomar la decisión correcta sobre cosas muy vanas. Me di cuenta de esto un día en que tardé casi una hora escogiendo el mejor detergente para ropa… Sí, una hora.

Creo que es algo que pasa en la vida diaria, no sólo con cosas vanas, pero a veces hay que dejar de tener tanto miedo a equivocarse. Recuerda que de los fracasos también se aprende.

rach15

Déjalo ir

Es muy complicado pretender empezar un nuevo ciclo sin haber cerrado otro, o peor aún pretender empezar algo arrastrando cosas que son sólo una carga innecesaria. Suéltalo, aprende y no te martirices pensando en lo que pudo haber sido o lo que podría ser ahora.

“Empaca todo lo que sirva y deja fuera lo que no”.

tumblr_mlvxtuYOJQ1rhi9u6o1_500

Arriésgate

Tal vez es más fácil arriesgarte en otro país y hacer algo completamente diferente a lo que generalmente harías, pero si nunca te atreves, nunca vas a saber qué puedes lograr. A veces haciendo cosas que generalmente no harías aprendes más de cómo eres. Busca tu excepción a la regla.

how-i-met-your-mother-spinoff-pilot-accepted-by-cbs

Aprende cuándo relajarte y cuándo no.

Yo soy terrible para estarme quieta y la cosa es que vivimos en un mundo tan acelerado y que te pide ser tan multitasking  que tendemos a correr por todos lados pero la verdad es que muchas veces es necesario relajarse. Sal, estudia, conoce, trabaja, pero nunca olvides esos cinco minutos en los que tienes que detenerte a descansar y disfrutar la nada.

relax-gif

Enamórate

No, no sólo lo digo por enamorarte de una pareja, sino de todo lo que hagas. Busca aquellas cosas, trabajos, personas, lugares que te hacen feliz y una mejor persona. Aunque suene muy cursi, hacer las cosas con amor hace todo más fácil y mejor.

Love-you-so-much

Foto: SLU Madrid Campus via flickr [CC BY-SA]