http://www.semana.com/

http://www.semana.com/

El 2014 es un año crucial para el proceso de paz que adelanta el presidente colombiano Juan Manuel Santos, con la guerrilla de las FARC. Tras adelantar los principales puntos de la agenda, el mandatario se enfrenta al mandato de las urnas que ya tuvo su primer round.

Las elecciones legislativas fueron un termómetro real del estado de ánimo y credibilidad del proceso de La Habana, la jornada dejo claro que:

El gran ganador fue el abstencionismo. Más del 57% de los colombianos habilitados para votar, decidió no acercarse a las urnas. El potencial total de ciudadanos habilitados superaba los 32 millones, de los cuales 14’310.367 colombianos expresaron su opinión.

En cuanto a la presencia de los Partidos el Congreso quedó repartido así:

Partido de la U: 58 curules (21,8%)

Partido Liberal: 57 curules (21,4%)

Partido Conservador: 46 curules (17,2%)

Centro Democrático: 31 curules (11,6%)

Cambio Radical: 25 curules (9.39%)

Partido Verde: 11 curules (4,1%)

Opción Ciudadana: 11 curules (4,1%)

POLO: 8 curules (3,0%)

En este mapa, el Presidente Santos obtuvo una holgada victoria y reconoció la noche del domingo un “decoroso” segundo lugar a su opositor,  el ex-presidente Álvaro Uribe, quien ha querido deslegitimar las elecciones acusando al Gobierno de fraude.

Por la presidencia compiten 6 candidatos, el Presidente obtuvo el apoyo de la U, el Partido Liberal y Cambio Radical, este último es el movimiento de su fórmula vicepresidencial Germán Vargas Lleras. Entre las 3 agrupaciones políticas significan el 52,6% de la composición del nuevo Congreso. La agenda del candidato presidente es entorno a la paz.

Por su parte el Partido Conservador, que logró el 17,2% de los cupos, avaló a la ex–ministra de defensa Martha Lucía Ramirez, quien no completa el apoyo de su bancada parlamentaria, ya que la mayoría de los congresistas de su Partido están de acuerdo con la reelección de Santos.

El Centro Democrático se erigió como la gran fuerza de oposición en el congreso y presentó al ex-ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, quien no despega en las encuestas y quien depende completamente del respaldo de Uribe.

La izquierda debilitada perdió la personería jurídica de la reivindicada Unión Patriotica, movimiento fulminado por la ultra derecha en la década de los 80, y quien aceptó la fórmula presidencial del debilitado POLO, que disminuyó su presencia en el Congreso pero que salvó su personería jurídica. Competirá en las presidenciales una dupla de mujeres: Clara López (ex-alcaldesa de Bogotá) y Aida Avella (exiliada por la violencia contra la UP).

Por último, aunque el Partido Verde solo logró 11 de las 266 curules, avaló a quien se perfila como el contendor de Santos: el ex–alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, que logró el apoyo de casi 2 millones de colombianos en las primarias del Partido Verde, movimiento que compitió en 2010 con el candidato Antanas Mockus, que llevó a segunda vuelta al hoy mandatario.

Así como se acomodó el partidor, el Presidente lleva una cómoda ventaja, que podría verse amenazada por la entrada de Peñalosa, quien tiene el reto de mantenerse lejano de Álvaro Uribe, pues el electorado parece cansado de la polarización entre el presidente y el ex-presidente. Ya llegará el 25 de Mayo y el país conocerá cuál será el futuro del proceso de paz de La Habana.

Foto: Por eltiempo.com / Creative Commons BY-NC-SA 2.0 [vía Flickr]