Escribir un texto sobre Doctor Who en el que pueda explicar la serie de una manera más profunda que lo básico que ya he hecho, es muy difícil y de ninguna manera le haría justicia a 50 años de historia.

Lo maravilloso de la serie es dejar que te atrape para después empezar a investigar sobre ella poco a poco, conforme vas conociendo a los personajes y se hace referencia a la etapa clásica.

Pese a que la serie se estrenó en 1963 y cuenta con 798 episodios, el mejor punto de entrada para un nuevo espectador es el reinicio de la serie de 2005 por tres razones: es difícil encontrar los seriales clásicos, el formato es muy diferente a aquellos años y no he visto la gran mayoría de las historias previas a la película de 1996.

Por eso aquí les van seis historias de los últimos ocho años con las que pueden empezar a ver la serie. Son los mejores episodios (desde mi punto de vista) y si no logran engancharse con estos, difícilmente lo harán.

Rose

El que lo empezó todo. Es el episodio piloto de la nueva etapa de la serie en el que vemos por primera vez a Christopher Eccleston como el Noveno Doctor y a Billie Piper como Rose Tyler. Lo que este episodio buscó fue presentar al Doctor a través de los ojos de Rose, una chica londinense normal que un buen día se encuentra con este hombre misterioso.

Podrán ver que los efectos especiales no son tan buenos, pero lo importante en la serie, por lo menos en los primeros episodios, es la historia.

The Empty Child/The Doctor Dances

¿Quién hubiera pensado que un niño con una máscara de gas podría dar miedo? El serial se ubica en Londres de la Segunda Guerra Mundial donde un niño aterroriza a otro grupo de menores que buscan sobrevivir al bombardeo robando comida de las casas cuando las familias se refugian en el sótano de las bombas.

Blink

Uno de los grandes episodios durante la era de David Tennant como el Décimo Doctor. ¿Qué harías si te dijeran que las estatuas de piedra son en realidad alienígenas que no se mueven mientras los estás viendo? Si dejas de verlos un instante, si parpadeas, tu vida puede terminar.

The Eleventh Hour

El primer episodio del Undécimo Doctor, Matt Smith, también es un muy buen lugar para empezar, ya que todo es nuevo. Nuevo Doctor y nuevos acompañantes. Además, la actuación de Smith logra capturarte desde su primer episodio y lo amarás tanto que no dejarás de verlo.

Vincent and The Doctor

Probablemente mi episodio favorito en lo que va de la serie. Una de las grandes ventajas de que tu personaje viaje en el tiempo es que puede conocer a grandes personajes de la historia, en esta ocasión al mismísimo Vincent Van Gogh. Este episodio logra mezclar muy bien el humor que caracteriza al Doctor de Matt Smith, una amenaza alienígena y la terrible vida que conocemos del pintor.

La escena final te dejará al borde de las lágrimas. Garantizado.

A Christmas Carol

Desde que reinició la serie, cada Navidad se presenta un episodio especial temático. En esta historia inspirada en la obra de Charles Dickens, el Doctor debe convencer a un magnate de dejar aterrizar una nave espacial que amenaza con estrellarse, pero para ello debe reblandecer un poco su corazón aprovechándose de las ventajas de viajar en el tiempo.

¡Además tiene a Michael Gambon!