Domingo por la mañana y empiezo a leer el periódico. En la sección cultural de un diario de circulación nacional aparece en portada Alice Munro, la recién anunciada ganadora del Nobel de Literatura. En el primer párrafo se narra de manera muy breve su inicio en la escritura:

Una niña rubiecita y menuda da vueltas en círculo en el patio de su casa. Acaba de leer La Sirenita, de Hans Christian Andersen, y se siente decepcionada El final de la historia no es el que esperaba. El autor la ha traicionado. En una de las vueltas encuentra la solución: creará un nuevo final; la princesa se queda con el príncipe. Muchos años después, la mujer contará esta anécdota entre risas y dirá que marca el comienzo de su carrera como escritora.

A los 82 años, Alice Munro es una prueba más de que el éxito y el reconocimiento es cuestión de años de práctica y perfeccionamiento. Esto no es menos cierto en la literatura, donde años de escritura y lectura son la clave para volverse una pluma ejemplar.

Lo difícil de toda aventura siempre suele ser el primer paso, el que te hace sacudirte las dudas y la flojera y te avienta al camino que deberá recorrer. Muchas veces el mejor motivador que existe para dar ese primer paso es un reto.

nanologo

El proyecto “National Novel Writing Month” (NaNoWriMo) nació en San Francisco en julio de 1999 con 21 participantes que buscaban escribir una novela en un mes. La segunda edición se llevó a cabo en noviembre del 2000 con 140 participantes; para la tercera edición el número creció a 5,000 gracias a la atención de medios como The Washington Post.

En la edición del año pasado participaron 341,375 personas organizados en 586 regiones en todos los continentes.

Las reglas para participar en este proyecto son sencillas, la clave está en la constancia de la participación. Entre el 1 de noviembre y las 23:59 del 30 de noviembre deberás escribir una novela de ficción de al menos 50,000 palabras. Antes de esta fecha no puedes tener borradores del texto, aunque sí algunas ideas, desarrollo de personajes y de la historia… Claro, no hay quien verifique esto, pero queda en tu consciencia.

Para que la aventura de escribir sea más llevadera, se recomienda a los participantes prepararse durante octubre elaborando una pequeña sinopsis y el título tentativo de la obra para que en noviembre la tarea sea más sencilla. Además, los organizadores ofrecen durante este mes algunas cartas de escritores reconocidos con consejos y palabras de aliento para el reto.

Si te agrada la idea de este reto, checa su sitio o síguelos en Twitter, Facebook, Tumblr, YouTube o Pinterest.

  • Samantha Blue

    Este año fue mi primera vez participando, no terminé pero aprendí bastante!!