Llega un momento en la vida en que la música se convierte en algo esencial para ti, como si fuera un elemento de la canasta básica o algo tan natural como beber agua. Sé lo que muchos pensarán: “¡Por Dios! La música es importante en todas las etapas de la vida. La música es universal y atemporal”, y tienen razón, mucha razón; sin embargo, la sinceridad es algo que siempre he buscado rescatar de mi y tengo que confesar que yo no solía ser de esas personas que en la preparatoria disfrutaban de la música.

En esa época me encontraba atrapado en los hits de los 40 Principales (aclaro, no es que piense sea malo, pero desde mi punto de vista no eran canciones precisamente profundas) y ahí  me tenían, escuchando todo tipo de títulos (los cuales no mencionaré por respeto a ustedes y con el objetivo de no herir susceptibilidades) esperando de una manera ansiosa a que llegará una tal Sam y arruinara mi vida con “buena música”.

A años luz de ese momento, está por llegar uno de los eventos más importantes de la música en México: el Corona Capital, un festival que desde 2010 busca estar a la altura de los mejores del mundo, sin importar el apellido que tengan: Coachella, Glastonbury, Lollapalooza, etc . Y tampoco importa lo que uno pueda decir de uno u otro, o que en esencia sean diferentes entre ellos musicalmente hablando. Lo que verdaderamente importa es lo que estos festivales de música significan y brindan en un contexto mundial en donde los augurios en política, economía, sustentabilidad y diplomacia no son positivos. Siempre he creído que la música tiene un poder curativo que va más allá de lo físico: lograr sanar el alma. Y eso es, tal vez, lo que necesitamos en estos momentos de incertidumbre.

Este año el line-up incluye bandas y personajes tales como: Vampire Weekend, Imagine Dragons, M.I.A, Sigur Rós, Jimmy Eat World, Queens of The Stone Age, The XX, y un gran etcétera que sin duda hará emocionar a miles. El próximo 12 y 13 de octubre la curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez dará la bienvenida a almas jóvenes (y no tanto) cuya vida ha sido arruinada por la “buena música”.

Pero lo cierto es que acudir a un evento de esta magnitud no es nada fácil, es necesario que enfrentes algunos retos:

  1. El precio de los boletos y su disponibilidad: si eres un verdadero fan seguramente a estas alturas del partido ya tendrás tus boletos en la mano, ya sea un boleto por día (sábado o domingo), el abono (que incluye los dos días) o el VIP (para los que quieren disfrutar desde el Olimpo); pero, si todavía no tienes tus boletos y deseas y puedes pagar la cantidad de $900.00 (por día), $1550.00 (abono) o $2000.00 (VIP), será necesario que te apresures a conseguirlos ya que las dos primeras fases para poderlos adquirir ya se han cerrado; por tanto, es ahora o nunca.
  2. Lucir a la altura: es una realidad que este tipo de eventos, además de tener como premisa la música, también intervienen otros “signos” como el de la moda, por ejemplo. El Corona Capital, será el momento que muchos han esperado para lucir a la altura, no sólo físicamente (conozco a varios y varias que han intensificado su sesión de gimnasio) sino también, para vestirse con un estilo único y original (ni tan único, ni tan original), característico de aquellos y aquellas que acuden a los mejores festivales de Estados Unidos y Europa. Y, ¿cómo es ese estilo? No lo sé, desconozco si ese estilo “Lollapaloozo” “tipo Coachella” exista, de lo que sí estoy seguro es que en esos dos días la música y la moda se fusionarán de una manera muy interesante, por más extraño que esto pueda parecer.
  3. El eterno problema de los horarios: ¿Quién dijo que la vida iba a ser tan maravillosa para poder ver a todos tus artistas favoritos al mismo tiempo? Cada edición del Corona Capital nos enfrentamos al mismo conflicto: esperar y rezar para que los horarios no impidan sacrificar ver un artista por otro. Y bueno, efectivamente la vida no es maravillosa y hace algunos días lo confirmamos al ver el “acomodo” de horarios. ¿Ya sabes cómo te organizarás para ver a tus artistas favoritos sin sacrificar a alguno?

Ahora ya sabes cuáles son algunos de los retos que vienen con la próxima edición del Corona Capital, pero el principal será divertirte y pasar un momento de esos que deben guardarse en nuestra caja de colecciones.

Ahí estaré yo, tratando de exorcizar mis demonios con “Radioactive” de Imagine Dragons o con “Glósóli” de Sigur Rós y, ¿por qué no?, a tratar de sanar mi alma.

lineup