Todas las bebidas alcohólicas tienen un trasfondo cultural y folklórico mucho más significativo de lo que cualquier bebedor social pensaría. Soy de la idea de que los alimentos y las bebidas de cada región expresan, de alguna manera, la personalidad del lugar y nos dan un margen de conocimiento más amplio de la sociedad que ahí se desenvuelve.

Hace aproximadamente un año y medio, empezó a ser de mi gusto el Gin Tonic. Esta bebida es un coctel preparado a base de ginebra y agua quina, aromatizada con limón real, enebro, cardamomo y hay veces que hasta pepino.

México pareciera estar alejado de la cultura de la ginebra, sin embargo cada vez se acerca más. En España, este coctel es de lo más vendido en los bares y discotecas de la capital de la Madre Patria, tanto que un vaso puede llegar a valer de 15 a 18 euros (aproximadamente 250 pesos).

enebro

Sin embargo, su origen tuvo fines medicinales en Holanda en el siglo XVII. Es un aguardiente producto de la destilación de cebada y otros cereales (como sorgo, por ejemplo) y se aromatiza con unas bayas llamadas enebro.

La palabra “ginebra” proviene de la palabra catalana para referirse al enebro. La fruta del enebro, la nebrina, más o menos con la morfología de una pimienta gorda, tiene un sabor dulce parecido a la canela y se agregó al aguardiente con el fin de que sus propiedades curativas pudieran ser aprovechadas.

Cuando la ginebra llegó a Inglaterra se volvió una bebida muy popular, y era contemporánea a la colonización de India. Fue responsabilidad de una epidemia de malaria que Schweppes inventó el agua quina (o agua tónica), una bebida con extracto de quinina que era antimalaria. Gracias al amargor del agua tónica, los ingleses decidieron agregar ginebra y ahí nació el tan bendito Gin Tonic. Para mediados del siglo XVIII, de los 15,000 negocios de bebidas alcohólias en Inglaterra, la mitad eran de Ginebra.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn dato curioso es que la ginebra “Beefeater” le debe su nombre a los soldados que son responsables de cuidar las joyas de la Corona inglesa. Éstos son llamados Beefeaters porque en épocas antiguas, parte de su salario era pagado en carne y eran de la escasa parte de la población que tenía acceso a comer carne roja. Estas personas aún existen y su apariencia es idéntica a la de la imagen de la etiqueta de la ginebra.

El gin tonic tiene la peculiaridad de ser una bebida amarga pero muy aromatizada y para resaltar lo anterior se utiliza alguna guarnición que le dé un toque de frescura.

La forma de prepararse puede variar, sin embargo, el gin tonic perfecto no puede ser sólo mezclar ginebra y agua quina. Aquí varias pistas para que, cuando preparen uno lo disfruten mucho más.

Necesitamos:

  • 2 onzas de ginebra
  • 355 mL de agua quina
  • 1 limón real
  • 2 bayas de enebro y 2 de cardamomo
  • Hielo
  • Una cuchara de bar o bailarina

Recomedaciones:

  • El vaso o copa en el que lo sirvan debe estar frío y tener mucho hielo.
  • No escatimen en ginebra. La medida promedio es de dos onzas mínimo.
  • Para dar aroma y frescura, se le agrega cáscara de limón amarillo o real. Una forma de que desprenda los aromas de una manera más eficiente es evitando que lleve parte de la corteza blanca que rodea a la pulpa (es muy amarga) y calentándola ligeramente con un encendedor.
  • Puede o no agregársele jugo de limón. Da mucha más acidez y reduce el amargor.
  • Para dar mejores notas de la ginebra, se pueden agregar un par de bayas de enebro machacadas y cardamomo.
  • tonicAl servir el agua quina, ya deben estar todos los ingredientes previos. Se pone una cuchara bailarina en el centro del vaso y se vierte el agua lentamente y de forma que el líquido vaya cayendo con la forma de la cuchara. Así, se perderá muy poco gas y se mezclará mucho más eficientemente con la ginebra.
  • No se revuelve, porque desaparece el gas del agua tónica

No hay que perder de vista que la ginebra es un destilado que es muy famoso en otro tipo de preparaciones como los Martinis, el Negroni y muchos cocteles. Es una bebida muy versátil que combina casi con todo. Es muy seca, pero a la vez es dulce en aromas. Su elaboración es muy minuciosa y los impuestos sobre su producción son más elevados que los destilados comunes; por eso es un lujo consumirla, además de todo, es benéfica para las arterias y para purificar los riñones y las vías urinarias.

¡Salud!