Es uno de esos días en los que te sientas en una banca y observas a la gente caminar. A pesar de que en la ciudad entera llueve tanto que casi se vuelve a convertir en lago, hay una particular nube gris sobre tu cabeza y en un acto de narcisismo descarado te preguntas, ¿Cómo es que esa persona con capacidad intelectual cuestionable ha logrado más que yo? ¿Por qué sus pésimas ideas consigue llevarlas a cabo exitosamente? ¿Por qué esa niña con una cantidad curiosa de bello facial ha conseguido un novio comparable con Chris Hemsworth y yo no?

Señoras y señores, me atrevo a decir que, después de un largo periodo de análisis y observación, he llegado a una respuesta que no es nada más y nada menos que: el encanto. Sí, todo es cuestión de actitud, y por actitud no me refiero a que entres a tu salón de manera soberbia con lentes de sol y un café latte en mano, me refiero a ser verdaderamente encantador.

Realmente puedes conquistar el mundo entero con la actitud correcta, así que, en pro de la humanidad, revelaré unos cuantos tips para que camines por la vida de manera… ¡fabulosa!

1. Sonríe:

sheldon

El secreto de una sonrisa que haga que a los demás no nos lagrimeen los ojos, está en sonreír con naturalidad. Ve el lado positivo de las cosas, asómbrate con lo sencillo de la vida, así es más fácil tener motivos para estar alegre. La gente que ve a los demás con una sonrisa consigue lo mejor de las personas.

2. Quítate los prejuicios:

prejuicios

Una persona prejuiciosa se cierra muchas puertas. Atrévete a conocer a todas las personas, no quiere decir que te vas a casar con el del OXXO si le preguntas por el clima, pero si te sientes la Duquesa de Xochimilco no vas a agradar a nadie. La selectividad es una conducta poco agradable y cerrada, ya que hay que tener la sencillez para comprender que todos tienen algo que enseñarnos.

3. Resuelve conflictos con inteligencia:

smash

Me refiero a una inteligencia práctica para actuar con sabiduría, porque cuando se presenta un conflicto, cada movimiento cuenta. Por ejemplo, si ha habido una equivocación en alguna materia, es más plausible que el profesor te apoye si actúas de manera serena y alegre, ya que no sólo resolverás el conflicto, sino que también tendrás una buena relación futura con esa persona. Recuerda, no hay nada que no pueda ser negociado.

4. Toma las cosas a la ligera:

cosas-a-la-liger

Una frase dice que “No se odia a una persona por como es, sino, por la manera en la que se comporta contigo” y eso queridos míos, es una actitud errónea. Hay que dejar de buscarle pulgas a los juguetes de plástico, la realidad social es mucho más plana. Sobre todo las mujeres, cometemos el error de pensar demasiado y hacer de un “hola” una tesis psicológica analítica sobre el significado antropológico del saludo. A veces un saludo es simplemente eso, no oculta propuestas de matrimonio en París ni un mensaje de odio total.

También existe posibilidad de caerle mal a alguien, pero no le declares la guerra, el desinterés y la amabilidad hacia esas personas puede enternecer cualquiera de los corazones.

5. Quiérete:

quierete

Este es el punto más importante de todos. Una persona que se acepta tal como es, es capaz de conquistar a cualquiera. Puedes verlo de esta manera, las posibilidades de que existas eran casi nulas, y sin embargo, estás leyendo esta nota. Ya tienes un punto a tu favor y a menos que creas en la reencarnación, tienes que aprovechar tu vida y dejar de limitarte por complejos nimios.

Hay que ser honestos con uno mismo; gordita, chaparro, peludo, flacucha no importa, los seres humanos son maravillosamente complejos, quiere tus defectos, la actitud que tomes respecto a ellos hará que la gente te quiera también.

La actitud es todo en la vida, trata de tener la mejor de ellas, lo más importante es que no cambies tu esencia para ser una persona encantadora, ni que seas hipócrita. Solo se trata de mejorar tu visión de la vida y tu trato a los demás. Ahora sí, ¡ve y sé fabuloso!