El futbol americano tiene una dinámica diferente a la mayoría de los deportes, en el sentido que no es un deporte fluido como el futbol, el básquetbol y el hockey. En el americano existen turnos bien delimitados en el que una parte ataca y una parte defiende. En este sentido, el americano es más parecido al béisbol y al ajedrez, y es por esto que el nivel de estrategia tiene un grado mayor de importancia que en otros deportes.

Hace casi un año, Michelle escribió una pieza sobre futbol americano para principiantes; algo así como “Football 101” y me pareció una buena idea escribir una secuela, algo así como “Football 201” en donde se expliquen conceptos más complejos sobre el americano como formaciones, personal y estrategia o lo que se conoce coloquialmente como las “x’s y o’s” del fútbol. Para esto tengo pensado una serie de, al menos, cuatro partes (dos dedicadas a la ofensiva y dos a la defensiva). Empecemos, pues, con la parte más sencilla que es la ofensiva.

Personal ofensivo

El fútbol es un deporte de 11 contra 11 y, en la parte ofensiva, esos 11 jugadores se dividen en 1 mariscal, 5 linieros ofensivos (dos tackles, dos guardias y un centro) y una combinación de corredores, receptores y alas cerradas:

Mariscal: Este es el jugador más importante de todo el equipo pues es el encargado de recibir las jugadas del coordinador ofensivo y las comunica al resto del equipo; así como de ejecutarlas y, si la situación lo requiere, cambiar la jugada en la línea de golpeo. 800px-Football-Formation-QB.svg Tackles: Delimitan la bolsa de protección y existen dos: el izquierdo y el derecho. La diferencia radica en que el más hábil es quien protege el lado ciego del mariscal (el derecho si es zurdo o el izquierdo si es diestro). En general se dedican o a proteger los extremos de la bolsa de protección para que no penetre la presión (en caso de pase) o a generar carriles en los extremos en caso de carrera. 800px-Football-Formation-OT.svg Guardias: Al igual que los tackles, se dedican a bloquear atacantes defensivos o a generar carriles para correr, sólo que ellos evitan que la penetración llegue por el centro. 800px-Football-Formation-OG.svg Centro: Esta es la posición más importante de la línea ofensiva pues no sólo es el responsable de centrar el balón al mariscal, sino que tiene la tarea de indicar las asignaciones de bloqueo a sus compañeros linieros y, en caso de ser necesario, cambiarlas para que se ajusten a los cambios en la jugada que haga el mariscal en la línea de golpeo. 800px-Football-Formation-C.svg Corredores: Tal como el nombre lo indica, se encargan de correr cuando el mariscal les da el balón. Generalmente se alinean atrás del mariscal o a su lado. Hay de dos tipos: el halfback y el fullback. La diferencia radica en que el HB es quien corre (o recibe pases) y el FB es quien va adelante de él para bloquear a los jugadores que no hayan sido bloqueados por la línea ofensiva. 800px-Football-Formation-RB.svg

800px-Football-Formation-FB.svg

Receptores abiertos: Esencialmente, son los jugadores que se dedican a atrapar los pases del mariscal en jugadas de pase. Hay de tres tipos: (1) el split end o el receptor X, (2) el flanker o Z y (3) el receptor de slot.

  1. El primero se alinea lo más cerca posible al perímetro del campo (i.e. Afuera de los números) a la altura de la línea de golpeo y, generalmente, son los más grandes y físicos del grupo.
  2. Los segundos, se alinean dentro de los números y del otro lado del campo de donde esté el X y, generalmente, son los receptores con más recepciones.
  3. Por último, el receptor de slot se alinea ya sea, entre el X o el Z y la línea de golpeo y son jugadores que se usan para atrapar pases cortos e intermedios en la mitad del campo. Este tipo de receptor es menos común y sólo se usa en formaciones abiertas y la posición incluso puede ser ocupada por un ala cerrada.

Football-Formation-WR.svg Alas cerradas: Son una mezcla entre receptores y linieros pues tienen tanto funciones de bloqueo como de correr rutas de pase. Inicialmente eran linieros a los que les estaba permitido atrapar pases. Últimamente, con la popularidad de conjuntos de dos alas cerradas se describen dos tipos de ala cerrada: (1) el tipo H y (2) el tipo Y. La diferencia radica en que el primero tiene funciones más enfocadas al bloqueo y el otro a recibir pases (por supuesto, también existen bestias súperhumanas como Rob Gronkowski que, aunque encajen físicamente de tipo H, también atrapen pases de manera excelente). 800px-Football-Formation-TE.svg   Un handicap que tiene la ofensiva es que, a diferencia de la defensiva, tiene que agrupar necesariamente al menos siete jugadores en la línea de golpeo y a no más de cuatro atrás de ella (tradicionalmente, el mariscal, el RB, el FB y el receptor Z). Finalmente, el personal de un grupo ofensivo está catalogado en una de las siguientes 11 agrupaciones determinadas por el número de corredores y el número de alas cerradas:

Tipo de personal # de Corredores # de Alas cerradas # de Receptores
00 0 0 5
01 0 1 4
02 0 2 3
10 1 0 4
11 1 1 3
12 1 2 2
13 1 3 1
20 2 0 3
21 2 1 2
22 2 2 1
23 2 3 0

Formaciones

La formación determina el modo en el que los jugadores están ordenados en la cancha. Ahora bien, existe una infinidad de maneras en las que podemos organizar a los jugadores por lo que explicarlas todas sería una tarea tediosa y titánica; sin embargo, se puede decir que la manera en la que se organiza la unidad ofensiva depende de dos factores: la posición del mariscal y el personal ofensivo. En general, primero ves cómo está posicionado el mariscal y luego le agregas agrupaciones de personal de todos los colores y sabores como lo permite la tabla anterior. Las maneras típicas en las que puede estar alineado el mariscal son:

Formación estándar: Es la posición más común y el mariscal de campo se alinea directamente detrás del centro para que éste centre el ovoide directo a sus manos (a cuento de nada, la señal que utiliza el mariscal para que el centro le dé el balón es una suave palmada en el “área de silla” lo cual ha sido blanco de muchos chistes).

800px-Ace_green

Formación escopeta: En esta formación, el mariscal se alinea cinco yardas directamente detrás del centro lo que le permite escanear mejor la defensa y le da mayor tiempo para pasar el ovoide. Cuando la ofensiva se presenta en esta formación, ocho de cada 10 veces va a pasar (esta estadística totalmente me la inventé yo, pero suena inteligente). Como dato curioso, se dice Joe Montana odiaba tanto esta formación que arruinaba a propósito las jugadas en formación escopeta en los entrenamientos para que Bill Walsh (el entrenador) no la usara en los juegos. 800px-Shotgun_green

Formación pistola: Esta es una formación reciente y que apenas ha encontrado popularidad en la NFL gracias a mariscales como Colin Kaepernick de San Francisco. Es una variación a la formación escopeta en la que el mariscal se alinea sólo 3 yardas detrás del centro y, generalmente, con un corredor atrás de él. Esta formación es especialmente útil pues presenta un triple peligro: o es una jugada de pase, o tanto el corredor como el mariscal pueden salir en carreras designadas lo cual mantiene en jaque a la defensiva.800px-Pistol_green (1)

En palabras generales, estas tres formaciones son el helado base del sundae (vainilla, chocolate o fresa) y las agrupaciones del personal le agregan los toppings lo que hace a las formaciones ofensivas tan variadas como lo permitan las reglas y la imaginación de los coordinadores. Formar a tus piezas en el tablero es una parte importante de la estrategia.

El siguiente paso es, por supuesto, utilizar esas piezas para atacar a tu adversario (pero para eso, siempre está la próxima semana).

Parte 2
Parte 3
Parte 4