Ya lo había dicho alguna vez Dorothy Parker: “Odio escribir, pero amo haber escrito”. Y es que la actividad de hacer textos es compleja; uno puede pasar horas escribiendo, para que en un arranque de locura e insatisfacción borre todo. Luego volvemos a escribir, volvemos a odiar lo que llevamos y así sucesivamente. La auto edición es el proceso más cruel por el que alguien que se dedica a escribir puede pasar, sobre todo por una simple razón: los que escribimos somos unos eternos inconformes.

Sin embargo muchas veces el problema no está en lo que escribimos, sino en que ni siquiera podemos redactar algo, y esto se debe a dos razones. La primera es el llamado bloqueo mental, que suele llegar cuando menos lo esperamos y que, por lo común, suele ser el causante de disputas con editores, amigos e incluso con novios que no entienden la desesperación que uno tiene cada que pasa horas frente a una pantalla en blanco sin poder escribir ni una sola palabra. La segunda es que hoy en día vivimos con demasiadas distracciones; empezamos a escribir y de pronto nos mandan un tuit, entonces dejamos todo, vemos el tuit, contestamos, decidimos checar el timeline y de pronto nos damos cuenta de que perdimos media hora. Intentamos volver a escribir y de pronto todo se vuelve imposible porque perdimos el hilo o porque simplemente nos desanimamos de seguir.

En el afán de combatir los males anteriores, me di a la tarea de buscar y probar algunas aplicaciones que te facilitarán la tarea de escribir. Dile adiós al feo Word y atrévete a probar alguna de las siguientes alternativas:

1. Writer’s Café

 Writer’s Cafe

Esta aplicación, diseñada por el novelista Harriet Smart, es una de las más completas, sobre todo si lo tuyo es escribir ficción. Entre las herramientas que ofrece están diferentes formatos de guiones, un diario, un organizador, un espacio para escribir citas inspiradoras, documentos con consejos prácticos para escribir, listas de nombres para tus personajes y gestión de tiempo de manera gráfica.

Writer’s Café es que es una aplicación que ofrece herramientas y formatos muy útiles para aquellos que se dedican a escribir, sobre todo profesionalmente. Sin embargo, en ocasiones demasiadas herramientas pueden saturarte en vez de ayudarte. Necesitarías ser muy organizado para no volverte loco con tantas ventanas, líneas del tiempo, diarios, etc.

Disponible para Windows, Linux y Mac OS X

Precio: 40.00 USD y 30 USD para estudiantes

2. Scrivener

Scrivener
Scrivener es un programa pensado para resolver todos los inconvenientes que todo escritor ha tenido por lo menos una vez en su vida: carpetas regadas por todos lados, imágenes perdidas, documentos mal nombrados, formatos poco amigables, etc.

Esta aplicación no pretende llenarte de funciones que te distraerán de la escritura, sino hacer que tú te olvides de ellas para poder escribir. Un sencillo procesador de texto que permite varios formatos, una columna donde podemos reunir diferentes carpetas con todo tipo de material para documentación (PDF, audio, imagen y video), diferentes “vistas” del proyecto y la oportunidad de guardar de manera ordenada varias versiones del mismo documento son algunas de la opciones que Scrivener te ofrece.

Disponible para Mac, Windows (pago) y Linux (gratuito)

Precio: 45 USD

3. Evernote

Evernote

Esta aplicación es sin duda una de las mejores, sobre todo porque es muy sencilla y  puedes usarla para todo. Permite guardar texto e imágenes, escribir una nota o archivar un enlace, un video, una nota de audio o un PDF. A su vez, te permite poner etiquetas a tus archivos, lo que facilita encontrarlos después.

Una de sus mayores ventajas son los plugins disponibles para navegadores que permiten gestionar la información mientras navegas (guardar un extracto subrayado con el cursor, una imagen o una página entera, por ejemplo). Las funciones con las que cuenta son muchas, pero para poder aprovechar el servicio al máximo es recomendable pasar a la cuenta premium. Evernote permite 60MB mensuales de transferencia con la cuenta gratuita, frente a 1GB entero con la cuenta premium.

Cabe destacar que conforme vas escribiendo, Evernote sincroniza la información entre todos tus dispositivos por lo que tu información siempre está a tu alcance.

Disponible para Mac y Windows. Dispositivos móviles: iOS, Android, Windows Phone, BlackBerry

Precio: gratuito o la versión premium (45 USD anuales)

4. OmmWriter

ommwriter-dana

OmmWriter se enfoca en los sentidos. El nombre viene del reconocido mantra de concentración, y eso es lo que que quiere esta aplicación: ayudar a escribir en medio de todo el bombardeo de distracciones que solemos recibir.

Lo que más destaca de esta aplicación es su diseño simple que te da tranquilidad mental y que (comprobado) te ayuda a a liberar ideas cuando tu cabeza está en blanco.

OmmWriter brinda la posibilidad de manejar diferentes tipos y tamaños de letra, desplegar el contenido en pantalla completa, compartir en redes sociales y descargar el archivo en formato PDF. Asimismo, otro aspecto que destaca es que se basa en la cromoterapia, por lo que te presenta diferentes tipos de fondos de colores interactivos que, combinados con algunas pistas de audio, generan un ambiente propicio para la creatividad.

Disponible para Mac, Windows y iPad.

Precio (4.11 USD, aunque te ofrecen la posibilidad de pagar más si crees que la aplicación vale la pena)

5. iA Writer

iA writer

Shut up and take my money! Definitivamente mi favorita. Podría decirse que esta aplicación es la más sencilla de todas las presentadas ya que tiene pocas funciones, una sola tipografía, un tamaño de letra establecido y no más. Una página en blanco que abarca toda la pantalla y un cursor parpadeando es lo que te aparece cuando abres la aplicación. Y vaya, ¿quién requiere más cuando lo único que necesita es escribir?

iA Writer  nos da el mejor ejemplo de que a la hora de elaborar cualquier texto, independientemente del dispositivo en el que éste sea realizado, lo que más importante es la propia creatividad y no la presentación del contenido.

Destacaría como puntos fuertes su estilo minimalista; su modo focus, que nos permite centrarnos en la frase que estamos escribiendo, haciendo desaparecer casi por completo el resto del texto que hemos escrito; un contador de palabras, y lo mejo, un contador que va marcando el tiempo real que llevas escribiendo (tecleando).

La aplicación es muy limpia y rápida. Considero que es una gran herramienta de productividad para agilizar los tiempos de redacción, sobre todo para aquellos que, como yo, demoramos años en escribir cualquier cosa.

Cabe mencionar que la sincronización con iCloud funciona perfectamente y es uno de sus puntos fuertes. Puedes empezar a escribir un documento en casa y acabarlo en cualquier lugar desde tu iPad o iPhone. Además, con la última actualización de la app, puedes crear carpetas en iCloud (a lo iOS – launchpad), lo que facilita la organización de documentos aunque debido a las restricciones de iCloud, solo es posible crear un nivel de carpetas (no hay carpetas dentro de carpetas).

En conclusión, iA Writer es un programa fantástico, muy simple pero con las funciones necesarias para lo que realmente está diseñado: escribir sin distracciones.

Disponible para Mac y iPad.

Precio: 4.99 USD (Mac) y o.99 (iOS)