Llegaron las nominaciones a los Emmys de este año y son las que más me llaman la atención. Por un lado House of Cards hizo historia al ser la primera serie nominada a estos premios que no se transmite por televisión, sino a través de Internet. Es la serie producida por Netflix y protagonizada por Kevin Spacey donde él es el líder de los demócratas en el Congreso. Y del otro lado, The Newsroom, una nueva serie de Aaron Sorkin que presenta el detrás de cámaras de un noticiero nocturno para televisión protagonizada por Jeff Daniels.

Daniels y Spacey crearon dos de los más grandes personajes de la televisión actual, y quizá de la historia, porque sus dos personajes saltaron a Twitter y se convirtieron en líderes de opinión, sobre todo McAvoy (Jeff Daniels).

En el primer episodio de la serie, a Will McAvoy le preguntan qué hace a Estados Unidos el mejor país del mundo, y en un largo discurso un tanto cursi, se enfrenta a decir que no lo es, que tiene muchos problemas y que alguna vez lo fue, pero ya no es su tiempo. Esto es el detonante y el hilo que llevará a toda la serie durante la primera temporada.

En otra serie y en un contexto completamente diferente desde el Capitolio en Washington, Francis Underwood es un político despiadado que busca a toda costar obtener el poder y tener todo bajo su control, incluso al presidente de los Estados Unidos. Se involucra con una periodista para publicar las noticias que quiere y boicotea al gabinete presidencial para obtener el puesto que siempre ha soñado.

Aunque las dos series han sido muy criticadas por cursis e irreales, vale la pena verlas, sin perder la cuenta de que son entretenimiento, no documentales. Tienen muy buena historia, personajes muy bien delimitados y una trama que provoca que quieras una y otra vez seguir viendo y esperando nuevas temporadas.

Pero lo trascendental ha sido también que ambos personajes han salido de la pantalla para colarse a Twitter y convertirse en tuiteros que marcan tendencia.

Will McAvoy (@WillMcAvoyACN) apareció primero, a mitad de la transmisión de la serie la cuenta comenzó a operar y parecía que era parte de la estrategia de mercadotecnia de la serie. Se debatía quién estaba detrás de la cuenta y uno de los sospechosos era el mismo Aaron Sorkin, pero no, es un joven de 28 años, fan de Sorkin que creó la cuenta como un hobbie y que prefiere quedar en el anonimato. HBO incluso le pidió que pusiera en la biografía que no es parte de la compañía ni de la serie, lo cual ha hecho muy bien porque le de más credibilidad al personaje tuitero que escribe e interactúa de la misma manera en que Jeff Daniels caracteriza al personaje.

La cuenta de McAvoy se ha dedicado a tuitear sobre periodismo y lo ha convertido en un líder de opinión creando una enorme cantidad de fans. El contenido que publica es bastante real y de muy buena calidad y llevando más allá al personaje de la televisión.

Para Frank Underwood, quien también tiene cuenta en Twitter (@RepUnderwoodSC) la historia es un poco diferente, la cuenta no es tan exitosa o no ha marcado una gran base de fans, pero el personaje de Kevin Spacey y la serie en general sí, por lo que la línea editorial en Twitter publica día a día frases de la serie, lo que la hace muy popular. Interactúa a veces con la cuenta de Kate Mara (@_KateMara), la actriz que da vida al personaje de Zoe Barnes (@RealZoeBarnes).

Por el éxito de la serie, Francis Underwood fue invitado por el Congreso de Estados Unidos a dar inicio a la cena de periodistas que se realiza cada año en el Capitolio. Ahí interactuó con algunos de los políticos más destacados de Estados Unidos como John McCain e incluso le da una calurosa bienvenida al presidente Obama.

Los personajes no sólo salieron de su trama televisiva, sino que expandieron la serie y la historia, permitiéndole a la audiencia interactuar con ellos.

Pero los personajes también interactúan entre ellos. Ahora que Underwood dirije el Congreso y McAvoy tiene el horario estelar para dar las noticias en la noche, era un poco obvio que el senador buscara una buena relación con el periodista, para lo cual le deseó la mejor de las suertes para los premios Emmy en un tuit, que en su imparcialidad del oficio, McAvoy tuvo la decencia de darle RT.

 

Esperemos a ver quién se lleva la estatuilla, porque los dos son grandes personajes, en grandes actores… y con grandes cuentas de Twitter.

 

Fotografía: Proyecto Diez