La Universidad Panamericana, ocupa desde 1977 el casco de una antigua hacienda que funcionaba como obraje textil en la colonia Insurgentes Mixcoac como su campus principal. Su estilo colonial crea un ambiente único que, a decir de los alumnos, la distingue de las demás universidades de la capital, pese a que su campus como tal no existe, sino que se integra de diversos edificios en la colonia.

El ir y venir entre edificios ofrece una gran oportunidad a los alumnos para conocer los alrededores.

¿Cómo llegar?

  • En coche – El estacionamiento cuenta con dos accesos: por el Eje 7 Extremadura pasando Insurgentes del lado izquierdo y en Augusto Rodin, después del cruce con Donatello. El costo es de 25 pesos por tiempo libre.
  • En Metro – Las estaciones más cercanas son Mixcoac de las líneas naranja (7) y dorada (12), e Insurgentes Sur de la línea dorada (12).
  • En Metrobús – Las estaciones Río Churubusco y Félix Cuevas te dejan a unas cuadras.

¿Dónde se puede fumar?

Aceptémoslo, este es el común denominador de los lugares donde la gente se reúne.

  • El Italian Coffee: Ubicado en el sótano del edificio principal, “el Italian” no solo ofrece café sino también una plaza relativamente amplia con sillas y mesas. Evita el mar de gente entre 8:30 y 9 de la mañana y a la hora de la comida. Si no llegaste con tiempo, no tendrás lugar a esas horas.
  • Jardín Central: El corazón del Campus. Donde las ferias y exposiciones se realizan; donde el club de teatro ensaya sus obras; donde los músicos se sientan a tocar… donde ya nos pusieron una Virgen y llamarán “zona de silencio”, por aquello de la oración.
  • Biblioteca: No es propiamente la biblioteca, sino la explanada que hay frente a ella.

Las obligadas

Los alrededores de la UP cuentan con cuatro lugares principales donde puedes comer. Y debes visitarlos obligatoriamente por lo menos una vez durante tus estudios.

  • Los Arcos, ubicados en la cerrada de Augusto Rodin, ofrecen una papelería, una tienda con barra de ensaladas, un restaurante con un servicio deficiente y un sushi. Bajo ellos hay mesitas donde los alumnos se reúnen.
  • Doña Chilaquiles. Su verdadero nombre es Doña Amalia, según cuenta un valiente que se atrevió a preguntarle. La señora tiene un humor de los mil demonios y no dudará en negarte el servicio si no cumples con su exigencia de formarte en dos filas, una para tamales y una para chilaquiles, y no hacer bolitas. No pelees con ella, siempre perderás, pero sus tortas de chilaquiles valen la regañada. La pueden encontrar afuera del edificio de Campana
  • Contrario a la de los chilaquiles, Doña Lety es un amor de persona, es como la mamá que cocina rico que muchos no tuvieron. Con ella encontrarás tacos, quesadillas y café que te dará un buen y no nutritivo desayuno por menos de 30 pesos. Su puesto está sobre Goya, frente a la secundaria pública.
  • Dicen los que saben (los usuarios de Foursquare) que las Tortas El Capricho son una buena opción para almorzar o comer y que sus aguas de horchata y jamaica no se comparan. La encuentran en la esquina de Rodin y Empresa.

Tanto Doña Amalia Chilaquil como Doña Lety empiezan a trabajar desde temprano y antes del mediodía ya acabaron de alimentar a la población estudiantil.

Para las horas libres

Hay dos opciones.

Si lo que buscas es escapar de la Universidad, pero sin alejarte para pasar un buen rato de plática, adelantar tareas o hacer trabajos en equipo, hay dos Starbucks que son la opción. El primero de ellos se encuentra sobre Insurgentes Sur casi esquina con Actipan, junto al edificio de Pronósticos. El segundo está en la esquina de Insurgentes y Eje 7, en el edificio de L’Oréal.

Si lo que quieres es matar tiempo y no te importa regresar un poco mareado a la siguiente clase, tenemos tres opciones. La primera es ir a Fisher’s que, aunque lejos, es apreciado por los alumnos por el Oyster’s Bar; una amplia selección de bebidas alcohólicas a buen precio entre las 9:30 de la mañana y 1 de la tarde.

Por otra parte, La Chelada es otra de las opciones cercanas a la Universidad que, aunque se ha cambiado de lugar en los últimos años, continúa atrayendo a los alumnos. Se ubica en Río Mixocac, frente a la Universidad Simón Bolívar.

La última opción, para los alumnos de la tarde, es el Papa Bill’s que se encuentra en Insurgentes Sur y Porfirio Díaz.