dezeen_Serpentine-Gallery-Pavilion-2013-by-Sou-Fujimoto-photo-by-Jim-Stephenson-5

Cada año, con la llegada del verano, llega también la inauguración del Serpentine Pavillion en el afamado Hyde Park en Londres. Como expliqué el año pasado, se selecciona a un arquitecto diferente cada año con la condición de que no haya construido edificios en Gran Bretaña. Este año, se seleccionó al japonés Sou Fujimoto para plasmar su visión temporalmente en la capital inglesa. A diferencia de la propuesta del año pasado por los suizos Herzog & de Meuron, la cual creaba un estrecho diálogo con el terreno colocando el espacio habitable de manera subterránea, Fujimoto eligió hacer exactamente lo opuesto: una ligera estructura que parece tener la posibilidad de elevarse en cualquier momento.

dezeen_Serpentine-Gallery-Pavilion-2013-by-Sou-Fujimoto-photo-by-Jim-Stephenson-15Uno de los puntos más interesantes del pabellón es el hecho de que la estructura y el espacio habitable están conformados por los mismos elementos, estableciendo efectivamente una relación entre ambos conceptos; algo que rara vez se ha desarrollado en el campo de la arquitectura efímera. En términos generales, esto se genera a través de una rejilla de acero en tres dimensiones de aproximadamente 40 centímetros, la cual forma módulos que se transforman y replican de manera irregular. La estructura se rompe para permitir a las personas el acceso, así como para generar diferentes aplicaciones alrededor, debajo y sobre ella.

De esta manera se crea un interesante espacio, donde el contexto natural parece mezclarse con los elementos artificiales del volumen. La fina y frágil red crea un sistema estructural sencillo pero resistente que puede replicarse infinitamente adoptando un sinfín de formas, combinando un estricto orden reticular con una aparente suavidad en el campo de lo visual. La estructura ambigua que resulta, parece difuminar los límites entre el interior y el exterior.

dezeen_Serpentine-Gallery-Pavilion-2013-by-Sou-Fujimoto-photo-by-Jim-Stephenson-11Con su diseño, Fujimoto ha logrado crear un sistema que simultáneamente protege a los visitantes de la intemperie y les permite permanecer como elementos activos del paisaje. La profundidad de la red en diferentes ubicaciones creará paredes más gruesas o secciones más delgadas que por ende parecen más traslúcidas, creando así vistas únicas para los usuarios dependiendo del lugar donde se encuentren.

La huella del edificio es de 357 metros cuadrados y el área interna utilizable es de 142 metros cuadrados. El pabellón cuenta con dos entradas, así como con una serie de terrazas escalonadas con asientos integrados.

Ya sea para asistir a un evento o simplemente relajarse en el parque, se invita a cada persona a encontrar un espacio favorito dentro y alrededor del pabellón. Durante el día, la estructura funcionará como un espacio abierto a todos los visitantes con una cafetería. La mayor de las terrazas puede utilizarse como un espacio para eventos pequeños, mientras que otras terrazas ofrecen espacios para que los visitantes habiten y exploren.

Me parece que este tipo de espacio es excelente para una propuesta de arquitectura temporal pues realmente invita a la interacción y diálogo entre los diversos elementos que componen el espacio. Desde ciertos puntos de vista, la frágil nube del pabellón parece fusionarse con la estructura clásica de la Serpentine Gallery y en otros con el exuberante jardín de estilo inglés. Por esta razón que es de mis pabellones favoritos; parece que sus visitantes se encuentran suspendidos en el espacio entre la arquitectura y la naturaleza.

dezeen_Serpentine-Gallery-Pavilion-2013-by-Sou-Fujimoto-photo-by-Jim-Stephenson-4