El idealismo es una característica de la juventud.

Existe una etapa en la vida de todo ser humano, en el que sueña con vivir en un paraíso, en el que no haya injusticias, gobierne el sistema ideal e impere la igualdad y la paz mundial. Por supuesto, el soñador se vuelve protagonista de la fantasía, se convierte en el abogado que defiende las causas justas, el médico que salva vidas, el periodista que denuncia irregularidades y con su opinión orienta mejor a los ciudadanos, o bien, se desempeña como el mejor en su área.

[quote_right]Tras una ardua preparación y una serie de sacrificios, Rafael Márquez Álvarez lo logró.[/quote_right]

Hace un par de años, un niño soñaba con algo similar, sólo que él esperaba convertirse en un gran futbolista, en aquel que llenara de alegría a los aficionados al futbol, de orgullo a los mexicanos y de ilusión a los niños que lo convertirían en su héroe y modelo a seguir. Tras una ardua preparación y una serie de sacrificios, Rafael Márquez Álvarez lo logró.

o_f_c_barcelona_rafa_marquez-1097252

 

Corría el mes de febrero de 1979, la familia Márquez Álvarez esperaba con ansias el día 13, pues llegaría a este mundo su nuevo miembro, al que llamarían Rafael.

Rafa creció rodeado de futbol, como muchos otros niños, pero a diferencia de la mayoría de los infantes de su generación, él no se conformó con jugar la reta con sus vecinos en la calle, y con tan sólo 13 años de edad, ingresó a las fuerzas básicas del Atlas de Guadalajara.

Márquez llegó a los temibles 17 años, pero a diferencia de lo que acostumbraban otros jóvenes de su edad, él dejó en segundo plano su vida social y las fiestas para concentrarse de lleno en lo que es su pasión, el futbol. Su esfuerzo se vio recompensado, pues en 1996 debutó en la Primera División del futbol mexicano con el Atlas de Guadalajara.

Tras tres años de arduo esfuerzo, disputó su primera final, misma que los Rojinegros perdieron ante Toluca en 1999, mismo año en el que tuvo una gran actuación con la selección mexicana en la Copa América, certamen en el que el Tricolor obtuvo el tercer lugar.

Su talento fue apreciado por el AS Mónaco, equipo de la Ligue 1 de Francia, mismo que apostó por la joven promesa de 20 años para incorporarla a su plantilla, e incluso fue reconocido como el defensa central ideal en la temporada 1999-2000 del futbol galo. El 2003, año histórico en la historia del balompié azteca, pues el Káiser michoacano fue fichado por el FC Barcelona.

Meses más tarde, tras demostrar su habilidad de impedir el paso de los atacantes rivales y darle salida controlada al balón para generar peligro, se apoderó de un puesto titular en la zaga blaugrana, equipo con el que disputó 240 partidos, anotó 23 goles, consiguió tres títulos de liga: 2004-2005, 2005-2006 y 2008-2009, la Supercopa de España de 2005, Copa del Rey 2009  y es el único mexicano que con títulos de Champions League, ya que ganó las ediciones de 2006 y 2009.

En 2010, el sueño europeo del michoacano llegó a su fin, y aunque al salir del club catalán, varios clubes italianos se interesaron en sus servicios: Juventus, Fiorentina y Génova, Márquez Álvarez decidió volver a América, con el New York Red Bulls de la MLS, para regresar tres años más tarde a su país, donde milita actualmente en el León.

Con la selección fue campeón de la Copa Oro en 2003 y 2011, de la Confederaciones en 1999. Además, acudió a los Mundiales de 2002, 2006 y 2010; en los dos últimos pudo anotar un gol.

[quote_left]No sólo se triunfa en el mundo del futbol con goles.[/quote_left]

Todos estos logros han hecho de Rafa Márquez la prueba fehaciente de que no sólo se triunfa en el mundo del futbol con goles. Hoy en día, el Káiser michoacano es un modelo a seguir para otros jóvenes defensas que buscan fortalecer su carrera probando suerte en Europa.

434610

Héctor Moreno, nacido el 17 de enero de 1988 y surgido de la cantera de la UNAM, formó parte de la selección campeona del Mundial Sub-17 de 2005, su actuación y desempeño con el Tri llamó la atención de varios clubes internacionales, siendo el AZ Alkmaar de Holanda el que ganó la puja, y en 2008 el ex jugador universitario migró al equipo de la Eredivisie, con el que jugó 80 partidos, anotó siete goles, obtuvo el título de la liga nacional, así como la Supercopa de los Países Bajos en 2009.

[quote_left]Un ejemplo de comportamiento dentro y fuera de la cancha[/quote_left]

El buen futbol y la entrega del mexicano no pasó desapercibida por la sociedad holandesa, ni tampoco por la realeza; pues la entonces reina Beatriz, le otorgó la Condecoración de Caballero, reconociéndolo como un ejemplo de comportamiento dentro y fuera de la cancha.

El 22 de junio de 2011, Héctor Moreno llegó al RCD Espanyol de la Liga de España, en la actualidad mantiene su puesto como titular indiscutible en el conjunto ‘Periquito’, mismo que comandado por otro mexicano, Javier Aguirre, ha conseguido la permanencia en Primera División.

Diego Reyes es otra joven promesa mexicana que probará suerte en el viejo continente, ya que partirá a Portugal para reportarse el 1 de julio de este año con su nuevo club, el Porto.

diego-reyes1Dentro de los logros de Reyes, destaca la obtención de la medalla de oro en Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012; así como el Balón de Oro al mejor novato del Clausura 2012

Diego, nacido el 19 de septiembre de 1992 migrará al futbol europeo a los 20 años, misma edad que tenía Rafael Márquez cuando fue fichado por el Mónaco de Francia y que de Héctor Moreno a su llegada al AZ Alkmaar. Esto no es lo único que tienen en común, pues también comparten ciertas características: versatilidad, pues pueden jugar en la defensa pero también en la contención; son altos, por lo que se les facilita el control del esférico por arriba. Además, cuentan con una zancada larga, lo que les permite conducir el balón con habilidad y velocidad, ayudando a los delanteros de su equipo al momento de atacar al conjunto rival.

[quote_right]El futbol es más que sólo goles y delanteros.[/quote_right]

Como ellos, cada vez son más los jóvenes mexicanos que triunfan en el balompié mundial, pero estos tres jugadores son la prueba de que cada vez se exportan más zagueros aztecas, demostrando que el futbol es más que sólo goles y delanteros.