Actualmente, el número de jóvenes en el mundo es el mayor que jamás haya existido.

La mayoría de estos jóvenes viven en países en desarrollo, donde se enfrentan a difíciles retos como condiciones económicas, sociales y ambientales pobres, así como acceso limitado a la educación, formación y empleo. Sin embargo, aún frente a estos desafíos, los jóvenes actúan como agentes de cambio positivo a nivel mundial, ya sea como impulsores de desarrollo económico o los propulsores de reformas sociales. Aunado a los ya mencionados problemas, se encuentra la falta de infraestructura eficiente en zonas poco favorecidas, tanto de los asentamientos urbanos, como de los poblados rurales.

pritzker[quote_right]Desde que se enseña a los estudiantes, se establece que el ganar premios como el Pritzker o el Príncipe de Asturias es la única manera de ser reconocidos.[/quote_right]

Como futuros arquitectos, los estudiantes de esta disciplina comúnmente concentran sus esfuerzos en diseñar maravillas de la ingeniería que desafíen cánones y rompan paradigmas. Asimismo, desde que se enseña a los estudiantes, se establece que el ganar premios como el Pritzker o el Príncipe de Asturias es la única manera de ser reconocidos, haciendo del creativo el único beneficiario del proceso de diseño de inmuebles. Sin embargo, esta es solamente una de las variadas áreas de especialidad que ofrece la Arquitectura.

Esta escuela de pensamiento ha dominado la disciplina por años, y es claramente visible en el tipo de proyectos que más prensa obtienen: aquellos caprichosos edificios en las ciudades más económicamente activas del planeta. Aunque son en general maravillosos y aportan nuevos puntos de vista a la metodología de diseño de creativos a nivel mundial, con el creciente déficit de espacio para construir en las ciudades y la evidente falta de estructuras eficientes en áreas conturbadas y rurales, cada vez parece más ilógico seguir el camino de las generaciones de arquitectos que nos preceden.

[quote_left]La situación contemporánea parece exigir a las nuevas generaciones un cambio de dirección, es decir, un nuevo enfoque que tenga como prioridad a la humanidad.[/quote_left]

Aunque siempre existirá este campo de trabajo, la situación contemporánea parece exigir a las nuevas generaciones un cambio de dirección, es decir, un nuevo enfoque que tenga como prioridad a la humanidad en lugar de la ciudad o un grupo específico y reducido de individuos. Esta dirección no es precisamente nueva, sin embargo, en la mayoría de los casos está limitada por la falta de inversión monetaria y por la escasez de personal creativo y de construcción. Aún con estas dificultades, hay diversos despachos y organismos que mediante trabajo arduo y un incesante reclutamiento de profesionistas jóvenes han logrado superar un sinfín de adversidades para llevar a cabo su cometido. Probablemente uno de los casos más exitosos es Architecture for Humanity: un taller de arquitectura ejemplar encabezado por el británico Cameron Sinclair.

AfH board template (no pix)

Architecture for Humanity hace uso de una red de más de 50,000 profesionales dispuestos a dar tiempo y experiencia para ayudar a quienes no tienen posibilidad de pagar por la construcción y diseño de tipologías de vivienda o equipamiento, llevando los servicios de diseño, construcción y desarrollo donde se necesita con mayor urgencia. Cada año, un sinnúmero de personas se benefician directamente de las estructuras diseñadas por ellos. En adición a esto, mediante metodologías de promoción, capacitación y divulgación se asegura que aquellas personas beneficiadas puedan ayudar a otras comunidades con lo aprendido, creando una reacción en cadena de cambio positivo. De principio a fin, se gestionan todos los aspectos del proceso de diseño y construcción. De esta manera, los jóvenes profesionistas aprenden diversas ramas del proceso de diseño: desde costos y presupuestos hasta diseño bioclimático, haciendo de ellos arquitectos multidisciplinarios, algo que difícilmente se aprende en un modelo más convencional de trabajo.

5176d680b3fc4b20140001e2_escuela-maria-auxiliadora-architecture-for-humanity_01

[quote_right]Es imperativo dedicar más tiempo a la arquitectura con un impacto social benéfico.[/quote_right]

Definitivamente no es la alternativa más fácil, pero es imperativo dedicar más tiempo a la arquitectura con un impacto social benéfico, pues es un hecho que se ha acabado el periodo de teorizar y postergar la acción sobre este aspecto. Es a nuestra generación, a los jóvenes que actualmente estudiamos Arquitectura, a los que toca poner manos a la obra y utilizar nuestros conocimientos para comenzar una nueva práctica que establezca los cimientos de un futuro donde se tengan las mismas condiciones, por lo menos en cuestión de infraestructura, en todos los rincones del planeta.