Gio-Silva

Como he mencionado en múltiples ocasiones, la Arquitectura es una de las disciplinas que más fácilmente percibimos en nuestra vida diaria, nos demos cuenta o no. Esto se debe a que nuestras actividades están definidas en cierta medida por los espacios en los que se desarrollan. Sin embargo, desde hace varias décadas, el trabajo de los arquitectos se extendió a muchísimas otras áreas a parte de la construcción. Este fenómeno alcanzó un alto nivel de reconocimiento durante los años de la Bauhaus y del Movimiento Moderno, cuando las ideas sobre producción industrial y la necesidad de una manera de diseñar que satisficiera las necesidades de la sociedad moderna llevaron a reconocidos arquitectos a plasmar su visión en mobiliario, teoría y urbanismo. Esta producción multidisciplinaria dejó como legado impecables piezas de diseño, como el mobiliario de Mies van der Rohe y las teorías sobre planeación urbana de Le Corbusier.

Esta práctica no ha parado desde entonces, y hoy en día goza de nuevos aires gracias a despachos que han llevado el concepto a nuevos niveles y disciplinas. Destaca Office for Metropolitan Architecture (OMA) pues han llevado su visión de la arquitectura a impecables colecciones de mobiliario, interesantes propuestas de moda y textiles, así como a planteamientos sobre el siguiente paso para el diseño de edificios.

OMA es un despacho holandés a cargo de Rem Koolhaas, uno de los arquitectos más polémicos y activos en la actualidad. Gracias a su curiosa y provocativa visión, ha llevado su trabajo a un sinnúmero de ciudades en el mundo, incluyendo importantes capitales culturales como Beijing, Doha, Milán, Berlín, París, entre otras. La contraparte de la práctica arquitectónica de OMA es AMO, un estudio de investigación con sede en Rotterdam. Mientras el primero sigue dedicado a la realización de edificios y planes maestros, AMO opera en áreas más allá de los límites tradicionales de la arquitectura. AMO a menudo trabaja en paralelo con los clientes de OMA para ligar la arquitectura con dicha gama de disciplinas. Uno de los casos más conocidos y exitosos de la colaboración entre los mencionados equipos creativos es el de Prada, uno de los nombres más importantes del diseño de moda.

Prada-IT-50120-72dpi_bigEl trabajo del afamado partnership entre OMA/AMO y Prada es extenso y variado, pues va desde el diseño de boutiques y espacios para mostrar las colecciones cada temporada hasta estrategias de marketing dentro de los puntos de venta de la marca. Destaca el desarrollo de tecnologías instaladas en las boutiques de Prada, como los “espejos mágicos” instalados en los probadores, donde una pantalla de plasma instalada detrás de la superficie del espejo permite a los clientes verse a sí mismos desde la parte frontal y la parte posterior al mismo tiempo. Un temporizador integrado puede incluso capturar y reproducir los movimientos. Las puertas de los mismos son de vidrio Privalite, el cual permite que el cliente pueda cambiar la superficie de transparente a translúcido y controlar la privacidad del vestidor. En la ropa se instaló un sistema de identificación que permite registrar mercancía llevada al vestidor y mostrar un inventario actualizado continuamente para los empleados de la tienda. De la misma manera, el cliente puede solicitar información más específica sobre la ropa y obtener un vistazo a opciones alternativas de la colección.

big_347742_7067_DO110523017_UPD1Otro proyecto digno de mencionar es la boutique para Prada en Manhattan, conocida como Prada Epicenter. Se trata de un espacio de 23,000 metros cuadrados en el SoHo que antes pertenecía al Museo Guggenheim. La Onda, un espacio curvo que arranca en planta baja y desciende al sótano, es el elemento principal de la tienda. Por un lado de este curioso espacio, la pendiente tiene peldaños utilizados para mostrar zapatos y accesorios, así como para descanso. Del otro lado de la Ola, se encuentra un escenario que se despliega frente al usuario. La tienda se convierte así en un espacio para la proyección de películas, presentaciones y conferencias en lugar de una tradicional y frívola boutique.

El trabajo de AMO va mucho más allá de estos interesantes trabajos con Prada, también han participado en el diseño de imagen de Bruselas como capital de la Unión Europea y fungido como curadores de muestras de arte contemporáneo en Europa. Asimismo, hace un par de meses se presentó la colaboración del despacho con Knoll para la creación de una colección de mobiliario llamada Tools for Life, compuesta de piezas de aspecto casi brutalista, con el fin de enfatizar su función. Próximamente, Koolhaas fungirá como director de la Bienal de Arquitectura de Venecia, en la que seguramente explorará temas interesantes sobre urbanismo en la actualidad. Aunque OMA es uno de los despachos con mayor actividad interdisciplinaria, también hay interesantes proyectos de este tipo actualmente, como el de Zaha Hadid con Lacoste o el de BIG con Audi. Es definitivamente un tema interesante que vale la pena seguir de cerca, pues con el éxito que este tipo de proyectos ha tenido, cada vez resulta más difícil estar aislados de estos temas, lo cual beneficia tremendamente a los creativos dedicados a hacer de nuestras vidas más interesantes.

oma10-600x338