Este domingo se llevará a cabo la 85ª entrega de los premios Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. Desde su primera celebración en el Hotel Roosevelt en 1929 ha sido sin duda la entrega de premios más populares, no solamente porque asisten las celebridades mas importantes de Hollywood, sino porque desde su inicio los discursos de los ganadores de la estatuilla han sido desde muy cortos y sencillos hasta locos y sorpresivos.

En un evento de esta clase no se imaginarían a alguien festejando arriba de su silla o haciendo lagartijas, por eso decidí presentarles otra lista, pero ahora con los discursos más memorables que ha habido en los Oscar.

10.- Sean Penn (Milk2008)

Uno de los discursos más memorables, no solo por ser el primer Oscar para el papel de un homosexual (Harvey Milk), sino porque el discurso de Sean llamó a la tolerancia e igualdad. Sin duda alguna, uno de los premios más controvertidos, ya que la Academia es extremadamente conservadora y esto implicaba abrir un poco más su forma de pensar. Único.

9.- Michael Moore (Bowling for Columbine, 2002)

Nadie va a olvidar el exorbitante discurso de Michael Moore hacia George Bush. Sobre todo porque la música lo interrumpe cuando le empieza a tirar mas tierra al ex presidente. Obviamente, no faltó el abucheo por parte de algunos y el aplauso de otros; pero lo que hay que destacar es que tuvo el suficiente valor para pararse en frente de todo el mundo y culpar a Bush por sus actos. Y ni hablar del gran gesto de invitar a los demás nominados al escenario. ¡Bravo!

8.- Michael Caine (The Cider House Rules, 1999)

El segundo premio de la Academia para esta leyenda viva del cine fue acompañado de un discurso que, en mi opinión, fue excelente. Durante gran parte del discurso se enfocó en reconocer la actuación de sus competidores de la categoría, lo cual fue muy bien visto por la audiencia. Y qué decir del final, cuando al agradecer a su esposa y a sus hijas se le cerró la garganta. Eso es un actor de primera.

7.- Sally Field (Places in the Heart, 1984)

Una de las nominadas para el Oscar de este año. Sally Field siempre se ha caracterizado por ser una actriz muy comprometida con su trabajo; tanto que este Oscar se lo dieron en su juventud y era su segunda estatuilla, algo que habla muy bien de su carrera. Un discurso bastante bello y si es que llega a ganar este 24 de febrero, a lo mejor nos toca un discurso igual o mejor.

6.- Colin Firth (The King’s Speech, 2010)

Esto es lo que un discurso de aceptación debe ser. Empieza con un buen chiste, sigue bromeando, agradece a la gente que tiene que agradecer y por último un poco de sentimiento para que la audiencia tenga un buen sabor de boca. Es un bello discurso y supongo que muchos tendrían que verlo para saber qué hacer en un caso parecido.

5.- Adrien Brody (The Pianist, 2002)

¡Qué discurso! Adrien se lució en todo, desde llegar y besar a Halle Berry hasta parar la música para seguir su agradecimiento. Estoy seguro que en la historia de los premios de la Academia se va a recordar este grandioso momento. Adrien fue la sorpresa de la noche y ni nosotros ni él, nos esperabamos algo así. No tengo palabras.

4.-Marlon Brando (The Godfather, 1972)

Sin duda otro de los más controvertidos que ha habido. Marlon ganó el Oscar por su actuación en la que podría ser su película más memorable, El Padrino. El único y pequeño inconveniente fue que no solo se rehusó a ir a recibir el premio, sino que también rechazo la estatuilla de oro. La razón fue el deplorable trato que la industria le daba a los nativos americanos.

3.- Jack Palance (City Slickers, 1991)

Solamente Jack sería capaz de hacer lagartijas a la mitad del discurso. ¿La razón? Solamente quería probar que a pesar de su edad seguia siendo un actor “todo terreno”. La verdad fue un momento muy simpático e inigualable. ¡Bien merecido, Jack!

2.- Cuba Gooding Jr. (Jerry Maguire, 1996)

¿Qué harían si tuvieran menos de un minuto para agradecer un premio así? La verdad nada más nos daría tiempo de agradecer a tres personas y si incluimos a nuestros padres, solamente a una. A pesar de eso, Cuba intento dar un discurso de primera y lo único que pudo decir fue “los amo”, varias veces. Al final, la audiencia se paró a aplaudirle por su originalidad y emotividad.

1.- Roberto Benigni (La vita è bella, 1997)

Se paró sobre su asiento, caminó sobre ellos, subió las escaleras saltando, le dijo un piropo a Sophia Loren, agradeció el premio (mezclando idiomas) y se fue. Suena grandioso y a la vez complicado, pero solamente un hombre con el carácter de Roberto es capaz de hacer algo tan espectacular. Todo el mundo salió fascinado con este discurso y estoy seguro que ustedes también.