No se bien qué día se vaya a publicar esto, pero ayer regresando de una cena de Navidad me tope con un operativo del alcoholímetro donde me tocó pasar a hacer la prueba. Obviamente no hay suspenso, ya que acabo de dejar en claro que esto fue ayer y hoy estoy aquí, contándoles mi experiencia.

Yo sé de leyes lo que sé de aeronáutica; he escuchado a mucha gente decir que por ley no se te puede obligar a tomar la prueba si te rehúsas, así que no se los puedo aconsejar porque lo más probable es que los esté metiendo en un problema.

Tampoco sé de estadística, ni me gusta, así que no se cuántos han sido detenidos desde que comenzó a implementarse el operativo, cuántos este año, cuántos hombres, mujeres o la lista de nombres más comunes, como se vio en un noticiero hace poco.

[quote_left]Muchos piensan que lo que se registra es el aliento y que con mascar chicle o poniéndose una moneda en la boca lo pueden eludir[/quote_left]

Lo que sí sé es que se han reducido en gran parte los accidentes viales y, con ello, las muertes a causa de éstos. Sé que los accidentes viales son la principal causa de muerte y discapacidad en las personas jóvenes, mucho más que cualquier enfermedad. Por lo que no creo que la implementación de esta medida sea algo malo.

Algo que la gente no entiende bien es por qué hay que soplar para hacer la prueba del alcoholímetro. Muchos piensan que lo que se registra es el aliento y que con mascar chicle o poniéndose una moneda en la boca (he sabido de gente que lo hace) lo pueden eludir. Todo eso es un mito.

Cuando uno ingiere alcohol esta substancia es rápidamente absorbida en el estómago y llega al torrente circulatorio directamente, y así se distribuye hacia cada rincón del cuerpo.

Al llegar al cerebro, el alcohol comienza a inhibir las diferentes zonas (dado que es un depresor del sistema nervioso central), ocasionando los efectos que estoy seguro cada lector conoce perfectamente. Desde la corteza frontal hacia el sistema límbico, y terminando por el área occipital.

El órgano que juega el papel central para eliminar al alcohol de nuestro sistema es el hígado, y lo hace gracias a una enzima llamada alcohol deshidrogenada (sí, la bioquímica no es difícil). Mientras más alcohol ingiramos a lo largo de nuestras vidas, tardamos más en metabolizar el alcohol, y así es como generamos el “aguante”. Es común que una persona que casi no toma sucumba rápidamente después de la primera cuba.

En este caso, el alcohol se metaboliza a cierta velocidad dependiendo de “con cuánta cantidad de alcohol deshidrogenada” se cuenta, y eso depende de cada organismo. Pero si en este momento me tomo un caballito de tequila o cinco, la cantidad de alcohol se va a metabolizar a la misma velocidad, ya que el sistema se satura. No porque consuma más se metabolizará más rápido, si consumo más de lo que metabolizo en una hora, pues tendré que esperar a que transcurran más horas hasta que mi cuerpo se deshaga del excedente.

Aún así el alcohol sigue dando vueltas por las arterias y venas del cuerpo, causando estragos y curando penas.

Y a esto, ¿cómo funciona el alcoholímetro? A eso voy.

[quote_right]Por eso en ocasiones, cuando alguien ha bebido de más, tiene la respiración acelerada.[/quote_right]

El hígado es el principal metabolizador del alcohol, pero no es el único. Una parte, 10% aproximadamente, se llega a expulsar del cuerpo por los pulmones (supongo que varios de ustedes ya están hilando los conceptos). El alcohol disminuye el pH del cuerpo produciendo una acidosis metabólica, donde básicamente aumenta la cantidad de iones de hidrógeno (H+) y la vía principal para eliminar el exceso de estos iones es mediante la respiración.

Sí, por eso en ocasiones, cuando alguien ha bebido de más, tiene la respiración acelerada. El cuerpo se está deshaciendo del exceso de H+.

Entonces el alcoholímetro simplemente detecta este exceso de iones de hidrógeno que se liberan en la respiración.

Hasta ahora solo he sido detenido tres veces y en las tres ocasiones pasé con honores, así que no tengo información extra acerca de cómo se vive dentro del Torito.