Sin más preámbulos, les dejo las 10 películas que más me gustaron durante este año.

10. Prometheus

Lo sé, hay muchas cosas que no tienen sentido en la historia; pero, como un buen amigo dice, las cosas no deben tener sentido en una película de ciencia ficción. Además, la historia está lo suficientemente bien llevada como para hacerte olvidar esas pequeñas incoherencias conforme la trama avanza.

La realidad es que la fortaleza de la película de Ridley Scott está en poner sobre la mesa uno de los grandes temas de la ciencia ficción (si no es que el más grande): ¿por qué estamos aquí? Aunque la idea con la que juguetea es peligrosa, logra llevarla de una manera inteligente, resolviendo algunas cosas, dando a entender otras y sembrando más dudas para una secuela. Además, la manera en que la liga con Alien es algo digno de aplaudirse. Y, por favor, ¿podemos detenernos a apreciar la genialidad de Michael Fassbender?

9. The Best Exotic Marigold Hotel

¡Por favor! Denme un cast británico como este y será un hit. Bill Nighy, sencillo pero encantador y un estilo de actuación que siempre se disfruta. Tom Wilkinson, con un personaje sencillo y complejo a la vez y una historia de la que no podrías pedir más. Qué decir de Judi Dench, tan fabulosa y encantadora como siempre. Pero, sin duda, Maggie Smith demuestra lo grande que es.

A esto agréguenle la vibra y carisma de Dev Patel en pantalla para interpretar a un chico inocente y soñador, además de la exotica locación de la historia y tenemos una de las películas que más me han gustado.

8. Wreck-It Ralph

Nos enamoró desde su trailer mostrando a Bowser y demás personajes clásicos de los videojuegos. Pensamos que la película estaría llena de eso y, aunque es una gran oda a los videojuegos que marcaron a varias generaciones, su gran mérito es ser también una historia propia.

No recuerdo a quién le leí que Wreck-It Ralph fue lo que este año le faltó a Pixar con Brave, pero concuerdo mucho.

7. Intouchables

En un principio me negaba a ver esta película. No soy la persona más cursi del planeta y generalmente evito las historias que me venden como súper sentimentaloides. Sin embargo, fui a verla y debo decir que me sorprendió mucho. No fue para nada la película que pensé que sería.

Lejos de se una película sentimentalona que te obliga a aceptarla como una experiencia de vida, maneja una historia de manera divertida que te lleva a aceptar por otros medios el mensaje que quiere transmitir.

6. Moonrise Kingdom

Es la primera película de Wes Anderson que veo, algo que podría ser inaceptable para unos y aplaudido por otros. Con un estilo de dirección muy… peculiar, lo que me gustó de esta película fue la idea detrás de la cinta. Dos chicos que, enamorados, buscan su lugar en el mundo sin importarles lo demás.

Además, tiene a Bruce Willis en un papel en el que pocas veces lo hemos visto.

5. Ruby Sparks

¡Hermosa película! La idea de que un hombre maneje a una mujer a su antojo es algo que muchos sueñan, sobre todo porque en una relación generalmente sucede lo opuesto. Lo que me pareció fascinante de esta película es cómo la idea central de la historia es pretexto para mostrar una lado diferente de una relación y explorar los sentimientos del hombre, algo que usualmente no pasa en las comedias románticas.

Además, es imposible pasar por alto la escena climática de la película y la maravillosa actuación de Paul Dano a lo largo de ella.

4. Life of Pi

¿Qué cosa tan impactante puede tener una película de un muchacho en un bote con un tigre en medio del mar? Sin embargo, que buena parte de la película se desarrolle solo con el personaje de Saruj Sharma y un tigre hecho con CGI en pantalla es algo digno de admirarse, sobre todo porque en ningún momento deja decaer el ritmo de la historia. Además, el manejo de la trama permite utilizar la narración de la supervivencia al naufragio como parte central de la película, pero a final de cuentas como un mero pretexto para una pregunta más profunda.

3. Skyfall

Qué manera de celebrar 50 años de James Bond. Increíble trabajo de Sam Mendes para continuar con el estilo realista que las cintas protagonizadas por Daniel Craig habían tenido, pero con la suficiente inteligencia para incluir elementos que rinden homenaje a las primeras películas de la franquicia. Y ni hablar de la actuación de Javier Bardem y Judi Dench, y la atrevida historia para su personaje.

De esta película no olvidaré tres cosas: cómo hace encajar los orígenes de Bond con el resto de la saga, el “discurso inaugural” de Bardem, y la fantástica escena cuando James llega al casino en Macau. Además, puntos extras por el Aston Martin clásico.

2. Argo

Bárbara dirección la de Ben Affleck. De verdad, qué manera de tenernos al borde del asiento durante dos horas. A pesar de que la historia no se tarda en definir el conflicto, su gran mérito como thriller es el preciso manejo de los tiempos; mostrando la importancia de que los diplomáticos no sean descubiertos, pero tomándose el tiempo necesario para delinear un plan que los salve. Este manejo es vital para el clímax de la película; algo en lo que otros pudieron haber fallado, pero no Affleck.

Sin duda, la película es de Alan Arkin y John Goodman, aunque Bryan Cranston tiene sus momentos.

1. The Perks of Being a Wallflower

Aunque hay a quienes los temas de adolescentes no les agradan del todo, debo confesar que son de mis favoritos. Además, aunque algunos podrían decir que no tiene gran mérito cinematográfico, esta película se coloca como mi favorita por dos cosas: la manera tan magistral como se cuenta la historia y la increíble adaptación que hicieron del libro. No he visto en mi vida mejor libro adaptado a una película. Las ventajas de que tu director sea el autor de la novela.

Además, cuenta con la hermosa presencia de Emma Watson, el prometedor Logan Lerman y la versatilidad de Ezra Miller, sin mencionar un soundtrack que deleita los oídos.