Para Liao Yiwu —escritor, músico y periodista—, la literatura “es el recuerdo de las experiencias de los otros, es la grabadora moderna”. A pesar de las trabas que le han puesto en su país, el escritor sigue creyendo en la literatura y en la fuerza de las palabras para expresar y denunciar.

“China se ha convertido en el basurero del mundo”, declaró el escritor, al margen de la 26 Feria Internacional del Libro de Guadalajara. “La riqueza china es una riqueza sucia, que no tiene que ver con el pueblo, y que por tanto, pertenece a la clase política”.

Ser un crítico de la sociedad y de la desigualdad económica de su país, llevó a Liao Yiwu a estar cuatro años encarcelado debido sus obras -“Por mi poema La masacre, estuve cuatro años en prisión. Fue una pesadilla”, dijo.

También habló de las numerosas multas que las editoriales chinas le han impuesto y por lo cual se ganó el apodo de “el asesino de las editoriales”. “Hay tres temas prohibidos en la literatura china: la pornografía, la política y mis obras, porque hablan de la gente de abajo, del pueblo”.

Sobre la concesión del Premio Nobel de Literatura a su compatriota Mo Yan, dijo que se trata “de un error, porque es un premio a un alto funcionario chino. Escribe a la manera latinoamericana, no a la manera china, por eso le dieron el premio”, señaló Yiwu.

A propósito de la relación de la literatura latinoamericana con China, comentó que “a partir de los años ochenta la literatura latinoamericana tuvo una gran influencia en China, y se hicieron obras adaptadas a ese estilo: nosotros le llamamos ‘corriente de la búsqueda de las raíces’”.

La presencia de Liao Yiwu en la FIL forma parte de los festejos por el décimo aniversario de la editorial mexicana Sexto Piso. Este viernes 30 de noviembre a las 20:00 horas, en el Salón Enrique González Martínez de la FIL, ofrecerá la conferencia “Informar desde el exilio”, como parte del Encuentro Internacional de Periodistas, mientras que el sábado 1 de diciembre, a las 20:00 horas, en el Salón 2, presentará en compañía de José Valencia y Diego Rabasa su libro de crónicas El paseante de cadáveres (Sexto Piso, 2012).