Este mes inició con la celebración del 50 aniversario de la explosiva saga de James Bond. Los productores han decidido celebrarlo de varias maneras; relanzando los filmes, libros, especiales de televisión, etc. Y nosotros no nos podíamos quedar atrás…

Les presento los 10 momentos más épicos de estos cincuenta años, porque probablemente la única forma de festejarlo como se debe, es recordando sus actos más memorables.

10.- Salvando al chelo: James venía acompañado de una famosa chelista, que literalmente daba la vida por su instrumento, por lo que Bond tenía que proteger a la mujer y al chelo. ¡Ay, estos músicos!

9.- Zapatos de cocodrilo: Bond se encontraba atrapado en un islote alrededor de puros cocodrilos. Después de pensarlo mucho tiempo, encontro una forma muy arriesgada (y elegante) de no ser la cena de los reptiles.

8.- ¿El boleto del coche?: Durante su primera misión como agente doble cero, James consigue ganar un Aston Martin DB5 gracias a un juego de póquer. Simplemente, podría ser una cachetada con guante blanco.

7.- Dos pájaros de un tiro: ¿Invitarías a James Bond a cazar? Porque probablemente tu acabarás siendo el cazado. Si no me creen, véanlo:

6.- Un coche duradero: Sin duda alguna, Bond haría cualquier cosa con tal de escapar de sus villanos, incluso andar en un coche partido a la mitad.

5.- Un salto sin paracaídas: Ver una pelea de James Bond en un avión es algo normal. En este caso, James se cae del avión, pero a pesar de esto, libró la batalla como los grandes.

4.- La corbata mortal: Si hay algo que puede enojar a James Bond es que le arruinen el traje. Como podrán notar, el costo de hacerlo enojar es muy alto.

3.- Tirar un coche de una patada: Llega un punto en donde James Bond es tan peligroso, que es capaz de cualquier cosa, incluyendo tirar coches a simples golpes. ¡Ten cuidado, Chuck!

2.- Alcanzo el vuelo: En Goldeneye, James se ve forzado a escapar de una base militar rusa tirándose al vacío para alcanzar un avión que estaba a punto de estrellarse.

1.- Bond, James Bond: Y el momento más épico sin duda es la primera ocasión en que Sean Connery se presenta como James Bond. A pesar de que fue hace cincuenta años, actualmente sigue siendo una presentación única.