Fue el último candidato en llegar a Twitter, lugar de conversación y debate, donde no lo usaba para eso, publicaba una y otra vez cual si fuera discurso. Muy tarde en la campaña empezó a hacer replies, primero a gobernadores y luego a usuarios: cuentas ectivistas.

La actividad post-campaña empezó el 2 de julio a las 4 de la mañana donde, con su discurso ¡Ganó México!, y su autoproclamación como presidente electo, ha estado agradeciendo a muchos jefes de estado en sus cuentas de la red social: @BarackObama, @marianorajoy (España), @JuanManSantos (Colombia), @sebastianpinera (Chile) son algunos a quienes ha etiquetado directamente.

¡El presidente electo ya es tuitstar!

Su Klout, índice de influencia, es de 95/100. El único en este planeta con 100 es Justin Bieber. Lady Gaga tiene 94, One Direction 95, el werevertumorro 85, Anahí tiene 80 y Ashton Kutcher 53. La lista continúa sobre todo con artistas y la razón del alto índice: su exposición en los medios y su cantidad de fans son inmensos.

Y @EPN no sólo se ha escrito a través de Twitter con jefes de estado, también, como buen tuitstar, se ha comunicado con celebridades. Ya quedó de verse con Chad Ochocinco, el jugador de la NFL que ha declarado que tiene un inmenso amor por nuestro país y a quien le encanta venir. Chad lo felicitó a través de la red social por la elección y lo invitó a reunirse en su próxima visita. Aunque estuvo esperando la respuesta y preguntando a algunos mexicanos como a @mlozano9, profesor de Cine en el Tec de Monterrey.

La respuesta del candidato llegó al día siguiente, 3 de julio, donde a las cuatro de la tarde le dijo que será un placer concertar la reunión y le desea suerte en su siguiente temporada. El jugador continúo la conversación terminando con el hashtag #VivaMexico. El Klout del jugador es de 87.

 

  El priísta no ha sido el único. @FelipeCalderón también ha mantenido una “amistad tuitera” con @ochocinco desde julio del año pasado. Se felicitan mutuamente, por triunfos en la Selección mexicana de futbol y por la NFL. Calderón le expresó el pésame tras la muerte de su padre y lo felicitó por su desempeño en el SuperBowl.


Ahora que ya es presidente electo, Enrique Peña Nieto quiere entrarle a la conversación en la red social que lo aborrece, pero resulta que no lo hace para platicar con los mexicanos, sino para seguir trabajando en su imagen como celebridad y platicar con las grandes estrellas tuiteras.