El pasado domingo, día del primer debate, la pasé con el grupo de panistas más allegados a Josefina Vázquez Mota. Mientras la candidata se encontraba en el debate, los demás miembros pancistas se reunieron en el Foro Blackberry, a unas cuadras del evento. Desde el WTC y hasta el Foro, había panistas con banderas y playeras haciendo una cadena humana hasta el Foro.

Una vez iniciado el evento, en las pantallas presentaron varios vídeos sobre la campaña de la candidata del PAN. Uno de ellos, el cual no entiendo por qué no lo he visto en televisión, era un video musical en el que se hacían una serie de señas con una mano para representar JVM. A las 8 en punto inició la transmisión del debate. Justo en el momento en que Peña Nieto comenzaba a hablar, con lo que nos perdimos del escándalo generado por la famosa edecán del IFE.

Los abucheos fueron fuertes al inicio, pero poco después, los únicos gritos de exaltación fueron en las intervenciones más acertadas de Josefina o en los ataques del candidato Andrés Manuel en contra del candidato priista Enrique Peña Nieto. Cuando el candidato del PRD mostró la foto de Salinas al revés las risas fueron ensordecedoras. Uno de los comentarios más vitoreados fue el comentario del candidato del PRD sobre sus compañeros en prisión.

Parecía tanto un ambiente de hostilidad hacia el PRI como de apoyo hacia el PAN, lo cual no me sorprende con la nueva campaña de “Peña Miente”. En definitiva, el comentario más vitoreado fue el que realizó la candidata Josefina refiriéndose al candidato Enrique Peña Nieto al decir que no iba a revisar la tarea.

Momentos después de haber concluido el debate, la candidata Josefina llegó al Foro entre una tormenta de aplausos y a los gritos de “Josefina, presidenta”. Al llegar subió al estrado y agradeció a todos los panistas que la habían acompañado a lo largo de todo el proceso de campaña hasta el primer debate. Agradecía el haber ganado por el apoyo de muchas personas que habían estado detrás de ella todo el tiempo. Agradeció especialmente a sus contendientes para la candidatura panista Santiago Creel y Ernesto Cordero quienes, mencionó, estuvieron detrás de ella todo el tiempo.

Al final dijo que el PAN se siente más fuerte, agradeció al presidente pos su buen gobierno y dijo que su éxito se debía al excelente gobierno de los panistas le había dado sustento y soporte a su campaña. Concluyó diciendo “Vamos por la victoria” y mientras ondeaba la bandera de México.