Antes de que hagas el enorme favor de leer esto, quiero aclarar una cosa: Yo no soy parte de ningún partido político, ni apoyo a ningún partido. Ya advertidos podemos empezar.

Hace un par de semanas en la Universidad Iberoamericana se dio un suceso importante. Y es que desde hace mucho tiempo no se veía a estudiantes hacer una protesta tan enérgica en contra de una figura política. Podemos estar o no de acuerdo con lo que sucedió en la Ibero, pero no podemos negar que ha sido una enorme inspiración para que estudiantes de diversas universidades se manifiesten en esta ocasión en contra del candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto.

Aplaudo totalmente que estudiantes y jóvenes tengamos la valentía de expresar y luchar por las cosas en las que creemos, sin embargo, personalmente no compro totalmente este movimiento de estudiantes. No porque apoye a Peña ni mucho menos, sino porque creo que es una manifestación incompleta. Es un movimiento en contra de alguien que en momentos parece una campaña de odio en contra de este copetudo personaje. Como estudiantes tenemos mayor obligación que el manifestar nuestras ideas, aunque si es un mérito muy grande, para ser sincero me parece que hacer solamente esto se queda corto.

Para empezar con un ejemplo que desapruebo están las imágenes que circulan en Facebook tipo 9gag que me parece que sirven de poco (por no decir nada). Las elecciones no son un juego, una moda o una broma, si no tenemos información contundente o datos duros es mejor no sentar las cosas. Emitir un juicio sin bases ese de las peores cosas que un estudiante universitario puede hacer.

Las redes sociales han ayudado mucho a que la información fluya mas rápido y a obtener información que los medios masivos nos quieren ocultar. Pero también han favorecido a que los “ciudadanos borrego” sigan ideas que probablemente no conocen, pero como están en boga las toman como propias. Me pareció algo chusco ver un video de la marcha anti EPN, y encontrarme con que un grupo gritaba “el que no brinque es Peña”, como si esto fuera un juego más de futbol…

Tú tienes derecho a formar parte del movimiento que te venga en gana pero te invito a que antes de apoyar a algún candidato o antes de acudir a una manifestación te informes completamente del tema y te convenzas a ti mismo de que lo que haces es lo mejor, no sólo para ti, sino para todo tu país. De eso se trata, ¿no?

Está perfecto que existan manifestaciones, pero tenemos que dar otro paso todavía más importante. Ese paso es el de la propuesta y acción ciudadana. Ya nos dimos a escuchar. Los gobernantes ya saben lo que pensamos, pero ahora propongamos cambios en nuestro país y trabajemos juntos para que esos cambios sucedan. No te dejes engañar, un presidente no es el cambio verdadero, el cambio está en todos nosotros. El Estado no es hada madrina para cumplir todos nuestros deseos, el Estado está para garantizar que las reglas del juego se cumplan, jugar bien este juego depende de cada uno de nosotros.

Cuando un arquitecto manda derrumbar algún edificio lo hace por que ya tiene en mente lo que construirá. No basta con destruir a personajes de la política, tenemos que saber que es lo que queremos y saber que lo que queremos es lo mejor para todos.

  • Marce Méndez

    Paco, estoy totalmente de acuerdo contigo en tres cosas: la primera, que una manifestación sin bases es una manifestación vacía; la segunda, que no podemos intentar destruir algo sin una propuesta clara de lo que queremos en su lugar; y la tercera, que el cambio real del que ahora muchos hablan no depende de un partido o de un político. Concuerdo contigo en que las cosas empiezan por cambiar en la ciudadanía.

    Sobre esto último, aún no sé exactamente cómo es que podemos hacerlo. Tenemos un poder real, pero no sabemos cómo usarlo. Manifestándonos es un paso, informándonos, pero ¿y luego? Cómo exigir a los partidos que trabajen con nosotros si somos ignorados, cómo pedir a los medios informar realmente, si lo primero que persiguen es el negocio y los intereses personales. Sé que el cambio empieza por la ciudadanía, pero aún no me queda muy claro lo que debemos hacer.

    Por otra parte, creo que hay dos movimientos en la actualidad. Uno, que empezó hace ya tiempo, que es el abiertamente en contra de Peña Nieto. Y otro, que es el de los estudiantes, que surgió a raíz del tratamiento de la información en los medios sobre el tema de Peña Nieto en la UIA. Me parece que el segundo es el que mejores intenciones ha tenido, aunque con conceptos muy vagos. No sé si tuviste oportunidad de ver la entrevista que Loret de Mola hizo a tres estudiantes de la Ibero, en su noticiario en Televisa. Era la oportunidad perfecta para que los jóvenes hablaran, y pienso que se quedaron cortos en argumentos. Ejemplos del pobre papel que juegan los medios de comunicación en Méxco (no todos, claro está) hay muchísimos, y los jóvenes no los dijeron. Se les veía un poco perdidos.

    Merecemos, como sociedad, un cambio. Pero también nos debemos una propuesta mucho más clara y organizada. Ya que empezamos esto, hagámoslo y bien. Con propuestas, exigencias claras y sobre todo estando informados de lo que en realidad pasa, sin miedo de decirlo.

  • Margarita

    Estoy totalmente de acuerdo que los jóvenes estemos despertando y alzando la voz. Pero que no sea una voz de odio y discordia, sino que sea una voz de propuestas.

    Si queremos que México avance, tenemos que fomentar la solidaridad y no el ataque a los demás. Creo que el movimiento #YoSoy132 puede dar muy buenos frutos si se le da un enfoque de propuestas y no de puros ataques.

  • Diego TL

    Paco. Estoy de acuerdo contigo. De que sirve una marcha AntiEPN sin la contraparte de jóvenes proactivos que hagan algo por cambiar su realidad. Hace más el que construye a partir de lo que tiene a su alcance que aquel que destruye lo que no va de acuerdo a sus intereses.

  • Pingback: #Debate132 | La Coctelera()