Las campañas continúan  y los candidatos, más que dejar en primer plano sus propuestas, prefieren trabajar en posicionar su imagen de la mejor manera posible: Desde quien hace notar su buena condición física frente a las cámaras, hasta quien pone a prueba que los aspirantes también viajan en Metro. Los presidenciables siguen dando de qué hablar, y no precisamente por sus méritos en la contienda electoral.

La imagen que circula en Internet es clara: Chepina haciendo ejercicio en un hotel de Ensenada.  Y es que después de que Peña Nieto insinuara que tenía problemas alimenticios, a la candidata del blanquiazul no le quedó más remedio que permitir a Milenio Televisión grabar alguna de sus rutinas para desmentir todas las especulaciones que empezaban a formarse en torno a su salud.

Sufrió un mareo en un foro sobre seguridad, pero eso, en sus palabras, es “perfectamente normal”; a cualquiera le pasa. Aun así, las justificaciones de Vázquez Mota no impidieron que ésta terminara rindiéndole cuentas al candidato de la coalición Compromiso por México a través de los videos y fotografías que fueron difundidos, con la finalidad de que el copetudo y todos, vieran que ella siempre ha estado en buena condición y que lo que se dice por ahí es pura falsedad. Mi pregunta es, si ya había dicho que lo del mareo era normal, ¿por qué tanta insistencia en desmentir el rumor y exhibirse? ¿No necesitaría mejor preocuparse en ejercitar sus propuestas y pensamientos? Al fin y al cabo, las cuentas no se las tiene que rendir a Peña Nieto sino al pueblo.

Por otro lado tenemos a Quadri, quien decidió viajar por la línea verde para que vieran que él también es prole. Su “mérito”, esta vez, fue trasladarse desde la Condesa hasta Iztapalapa en Metro sin morir en el intento.

El candidato del Panal, quien nos quitó el calificativo de pobres (para nombrarnos “clasemedieros emergentes”) ahora quiere más debates, eso sí, en los que solo hagan presencia los aspirantes y sus almas, sin ningún cucurucho de por medio que pueda dar alguna ventaja. Lamentablemente las ideas de Quadri nunca rebasarán el nivel de propuesta ya que, como él dice, ni siquiera sus compañeros presidenciables lo toman en cuenta.

Luego llega el copetudo, quien tras ser acusado de robar propuestas y de hacer comentarios sarcásticos sobre el mareo de Josefina, sigue causando polémica. Ahora fue acusado de coartar la libertad de expresión de la gente, luego de que en su canal de YouTube fueran bloqueados comentarios negativos referentes a sus videos.

A su vez, mientras EPN mostraba su cara bonita en Veracruz, discutiendo sobre el mantenimiento de la policía naval y los compromisos por la seguridad, miles de tuiteros no dudaron ni un segundo en hacer trending topic el hashtag #EPNSeLaCome.

Finalmente AMLO siguió criticando los excesivos gastos de Peña Nieto, advirtiendo al IFE a fijarse en el tope de campaña, pues el ahora llamado “actor de telenovela” ha estado gastando más de lo que debería, en estos pocos días. Por otro lado, López Obrador se hizo acreedor al hashtag #Queremos12debates, después de insistir a las televisoras en organizar más espacios para el diálogo; sin teleprompter ni chicharito.

Imagen: Solución Política