Es como el demonio vuelto página de internet si tienes trabajo qué hacer. Una vez que lo tecleas en el navegador y presionas enter, todo tu duro esfuerzo para mantenerte concentrado acaba de irse a la basura. Ya todos, o por lo menos la mayoría de las personas que sueñen vivir conectados a internet conocemos bastante bien 9GAG.

Hace unos días estuve pensando por qué este image board resulta tan divertido. Me di cuenta de que la mayoría de las imágenes o por lo menos las más divertidas eran las que involucraban situaciones de la vida diaria. Cosas que creías que sólo tú hacías y jamás le contaste a nadie. Cosas como lo que te dice tu novia o lo que haces cuando estás solo. También reírnos de cómo será nuestra generación de viejos contando a nuestros hijos cómo lo único que hacíamos era compartir fotos chistosas de gatos.

Otras involucran situaciones exageradas en las que se les da un ícono de superioridad a algún grupo social o persona, como por ejemplo a los rusos y su 140 %. Y seamos sinceros, quién no ha visto un post que tenga al final al hombre de History Channel diciendo “AISANS“.

Las modas van cambiando, como los posts acerca de SOPA, los de College Students o los mismos memes. Se podría decir que de estos últimos los más famosos son el Incredible Photgenic Guy,  la Trollface, dafuq did I just read? y Bitch Please. Esta página nos plantea situaciones divertidas y sobre todo ocurrencias como cuando se volteó el crucero italiano. Son frecuentes los posts que involucren películas como Inception o bromas a las novias.

En pocas palabras, 9GAG se va vuelto un monstruo de entretenimiento ocioso y pérdida de tiempo, aunque tengo que reconocer que es bastante divertido pero hay que saber cuando usarlo. Yo conozco personas que después de haber visto todos y cada uno de los posts en la Hot Page tienen que bajar hasta la sección de trending para no aburrirse. Sinceramente se ha convertido en una moda para la juventud y pasó de ser un terreno hipster a algo demasiado común… lo que decepcionó a los hipsters.