Gran controversia ha causado la despedida de Manning  de su equipo de 14 años, los Colts de Indianápolis, y mucho se ha especulado sobre los posibles equipos que podrían querer incluirlo en su alineación. Sin embargo, me he topado con la noticia que después de que Manning rechazó a los equipos de Miami, San Franciso, Tennesse y Arizona,  los Broncos de Denver son un fuerte postor para su contratación, y aunque la información todavía es extraoficial, la pregunta que nos queda hacer es: ¿Y Tebow, ‘apá? De acuerdo a la nota que leí, el plan para Tebow sería un cambio de equipo, posiblemente a los Jaguares de Jacksonville.

Mi humilde opinión sobre esto es que Tebow a pesar de sólo haber estado dos años en la NFL ha demostrado ser un jugador capaz, que aunque no tenga récords ni números muy altos en su ranking y que se dice es “más corazón que jugador”, durante la temporada pasada demostró su capacidad para liderar a un equipo que llevaba una temporada bastante mala. Los Broncos parecían ser una buena opción para su desempeño, aunque posiblemente si este cambio ocurre, Tim pueda demostrar su talento en otro equipo. Me parece que es dejar pasar una buena oportunidad y que una buena temporada quede simplemente como una buena temporada y no se permita la posibilidad de seguir trabajando con la estrategia que ya tenían para crecer.

El problema también radica en que ya se ha visto la situación en la que buenos jugadores se van a otros equipos y se tiene la esperanza que hagan crecer a la escuadra, pero a fin de cuentas la mejora o el desempeño del equipo y del nuevo integrante, no es lo que se esperaba, ya sea porque no se acoplan al plan de trabajo o su estrategia de juego es diferente.  Aunque del mismo modo, no podemos olvidar que a fin de cuentas esto también es un negocio y siempre habrá que irse por el mejor postor y por la mejor apuesta.

Definitivamente, ha sido una sorpresa el cambio inesperado de Peyton Manning, y aunque espero que logre mejorar al equipo de los Broncos, también espero que Tim Tebow encuentre un equipo en donde pueda desarrollarse y demostrar el potencial que parece tener. Ahora sólo queda esperar a que se dé el veredicto final sobre lo que pasará con los jugadores y que sea cual sea la decisión tenga como resultado una buena temporada este 2012.