Creo que está vez cambiaré un poco el estilo de dar la crónica de los partidos, al dar mi opinión y mi experiencia. Porque, lo más seguro es que hayan visto el famoso partido del Super Bowl este domingo, así sean fans o no.

Ya lo había dicho antes, grandes expectativas se tenían de este partido y no era para menos, después de una larga temporada al fin los dos más grandes de cada conferencia se enfrentarían.

Debo confesar que mi afición por el americano creció más que nunca esta temporada, siempre había sido patriota pero en esta ocasión en especial, y al empezar a escribir aquí en La Coctelera me dio oportunidad de ir siguiendo la trayectoria de todos los equipos, especialmente de Nueva Inglaterra.

Al saber que los Pats habían llegado al gran evento, colapsé de emoción y como cualquier fan, sentía los nervios del encuentro.

Mi alegría y emoción fueron creciendo durante el domingo. Cuando empezó el partido ya empezaba a rabiar por los errores que estaban cometiendo y tuve un rayo de esperanza cuando el primer tiempo terminó con el marcador a favor de los Patriotas. Sin embargo, estaba consiente que si no se ponían las pilas y despertaban, les iba a costar mucho trabajo hacer una buena actuación en lo que restaba del encuentro.

Después de un medio tiempo, que en lo personal no se me hizo tan increíble (Claro fue un gran show, a fin de cuentas fue la reina de pop, pero me quedé esperando más de la señora Madonna) los nervios, gritos, alguna que otra palabra altisonante, regresaron y aunque en algún momento parecía que Brady había recapacitado y vuelto a tomar las riendas del partido, mi sorpresa fue cuando volvieron a cometer errores que incluso parecen Inserte palabra altisonante aquí, y claro los Giants no dudaron en tomar ventaja de esto, y es que quién no habría hecho lo mismo. Nueva York, demostró ser un rival más preparado para este encuentro, claro, también tuvieron algunos errores como los fumbles, pero definitivamente nunca dejaron de ejercer presión y de tomar el control en el marcador. Los Gigantes, fueron enormes en este Super Bowl.

No me queda más que recordar los buenos momentos de esta temporada y bueno a fin de cuentas así es el americano, sorpresas vienen y van, nada está escrito y las victorias pasadas ya no importan. Es tiempo que los equipos empiecen a prepararse nuevamente , que corrijan sus errores y aumenten sus aciertos. Hasta entonces tendremos que esperar una nueva temporada llena de emoción y con suerte, nuevos campeones.

  • Daniela

    Concuerdo contigo. Soy fan de los Patriotas y me decepcionó que perdieran pero sobre todo el cómo perdieron.
    Demostraron toda la temporada una enorme garra y ganas por ganar y eso jamás lo vi en el Super Bowl.
    Obviamente los Gigantes aprovecharon la oportunidad porque pues también son buenos y jugaron bien.

    La verdad esperaba más partido de ambos equipos. Sufrimos con los últimos 9 segundos pero no fue un buen partido para los Pats, lástima.

  • Jorge Guerrero

    Quiero llorar….Se te desborda la pasión como a mi en el fútbol…. :’D

  • Así es Dani, la verdad es que fue un Super Bowl desperdiciado muy tontamente, pero no hay mucho ya que podamos hacer. Gracias por leer y comentar 🙂

    Jorge, me gusta saber que comparto aunque sea un poquito de mi pasión, y así es este deporte en verdad me emociona. Muchas gracias por leer sobre americano apesar de que el fútbol sea tu pasión.

  • Are

    Que emmpiece una gran temporada con nuevos campeones!:) buena nota!

  • Sonia G

    Amiga al leer tu nota revivi cada momento, y dolio!!!! 🙁 Pero tienes razón al final gano el mejor, pues ellos supieron aprovechar los fatidicos errores del señor Brady (Hate him, Hate him, Hate him) y los puntos debiles de la defensa… y ese touchdown de los gigantes que entraron de pompis fue la demostración de que al final merecían ganar, será para la proxima temporada :)… pero lo repito como duele ver perder a tu equipo más en el SB, jajaja entiendo como te sientes 🙁 ( Un minuto de silencio)

  • Si el último pase hubiese caído en las manos correctas, me hubiera hecho un tatuaje de los Pats en el pecho…

  • Jajaja definitivamente, hubiera sido un final épico. Aunque creo que les quedaría a deber el tatuaje porque para su modo de juego de esta vez, no se lo hubieran merecido . Gracias por leer 🙂