No cabe duda que siempre que vemos bailar a Shakira nos quedamos boquiabiertos con su manera de mover la cadera -que nos hace pensar que está usando un Bioshaker para temblar como gelatina. Pero, ¿cuántas veces nos hemos puesto a pensar en el tipo de baile que la ha vuelto famosa? La danza árabe, o belly dance, se ha transformado de la cultura del Medio Oriente a un estilo de baile practicado en varios países.

Originalmente, este tipo de baile tenía fines curativos y religiosos, incluso se utilizaba como ritual para la fertilidad. También, algunas culturas llegaban a creer que el movimiento de caderas era capaz de producir terremotos y tormentas.

Este baile está pensado para mujeres, sin embargo, hoy en día hay chicos que también se han involucrado en la danza del vientre.

Hay muchos tipos de estilos y ritmos, que cambian dependiendo la región en la que se practique, y posiblemente para identificarlos habrá que escuchar de todo un poco, porque al principio pueden parecer todos iguales. También se utilizan diversos accesorios para realzar las coreografías: como velos, las espadas, candelabros, crótalos, alas, entre otros.

Una de las danzas más famosas e intrigantes es la de los 7 velos, que cuenta la historia de Ishtar (Astarte en Babilonia). El mito dice que Tamuz, quien era el amor de Ishtar, pierde la vida y fue llevado al inframundo. Pero su amor fue tan grande, que decidió ir tras él. Cruzó los siete vestíbulos del submundo y en cada uno de ellos dejaba una de sus pertenencias: un velo o una joya con el fin de encontrarlo.

Además de ser un gran espectáculo, también es una forma amena y divertida de mantenerse en forma. Detrás de la historia de este baile, se puede encontrar también una mitología y una gran historia.

Les dejo el contacto de lugares donde pueden tomar clases:

Badari Studio

Zaghareet Estudio de Danza y Cultura

Centro Libanés