Ha terminado la semana 11 de la NFL y los equipos siguen en la lucha por conseguir una buena posición en la tabla de resultados de la temporada regular.

Los Empacadores de Green Bay, es el único equipo invicto hasta ahora y al parecer no planean dejar de ganar en un buen rato. En su último partido contra Tampa Bay, lograron la victoria quedando 35 a 26. Sin embargo, este partido les dio un poco más de trabajo ya que el marcador se mantuvo bastante cerrado, hasta que en los últimos tres minutos del partido el mariscal de Green Bay, Aaron Rodgers, lanzó un pase de anotación.

Hasta ahora Green Bay ha ganado 16 partidos consecutivos, contando los playoffs. ¿Será acaso que los Empacadores quieren seguir conservando el título de campeones del Super Bowl?

Mientras tanto Denver sigue con su buena racha al derrotar a los Jets de Nueva York, con una anotación a tan sólo un minuto de que terminara el partido que hizo que el marcador final fuera 17-13. Gracias a esto los Broncos ahora tienen un ranking de 5-5, que ha sido conseguido por Tebow desde que reemplazó a Kyle Orton, pero a pesar de esto en una entrevista realizada a John Elway, , mencionó que todavía espera mejoras por parte de Tebow para nombrarlo oficialmente el nuevo quarterback de los Broncos.

De igual modo, esperemos que esta derrota para los Jets, no signifique otra multa para el headcoach Rex Ryan , que después del encuentro perdido contra Nueva Inglaterra la semana pasada, recibió un comentario por parte de un aficionado diciendo que Bill Belichick (headcoach de los Patriotas) era mejor que él, a lo que Rex respondió con un lenguaje mucho más “floreado”.

En el partido de los Kansas Chiefs contra los Patriotas de Nueva Inglaterra, Kansas tuvo algunos problemas por la ausencia del quarterback titular Matt Cassel, quien se encuentra lesionado. El partido inició con ventaja por parte de los Chiefs, sin embargo, Nueva Inglaterra se recuperó dejando finalmente el marcador 34-3. Con esto los equipos obtienen un rango de Chiefs: 4-6  y Patriotas: 7-3 .

Algunos se mantienen ganando y otros perdiendo,  pero a fin de cuentas muchas cosas cambian, y si los equipos que hasta ahora van perdiendo no se recuperan en estas seis semanas restantes, les puede costar caro en los resultados que presenten al final.

Por ahora queda darle la bienvenida a la semana 12 y esperar grandes partidos durante los tres días que nos esperan.