“Hey mexican, where is your sombrero?” o tal vez “where did you parked your burro?” son expresiones americanas que lamentablemente son muy utilizadas a la hora de hablar con un mexicano en EUA. A mí me tocó vivir una experiencia similar.

Cuando estaba en Dallas en el regional de un concurso de robótica, unos amigos y yo empezamos a platicar con algunos participantes de otros equipos que venían de ciudades como Dallas y Waco. No podían creer que fuéramos mexicanos, ellos creían que éramos un equipo de EUA formado por una comunidad de familias mexicanas que se habían ido a vivir a Texas. Nos costó aproximadamente media hora explicarles que veníamos del DF y que habíamos volado en avión desde el DF hasta Dallas. Ellos simplemente no lo podían creer. Varias veces miembros de otros equipos con los que pasamos un rato muy divertido contando chistes, nos preguntaron si teníamos SMS’s en México. Siempre que pasaban por el pit del equipo, quedaban impresionados y no entendían por que no usábamos ni poncho ni sombrero. No podían creer que tuviéramos jeans, celulares, computadoras, Converse® y mucho menos que fuéramos un equipo de robótica.

Esa noche, todo este asunto fue muy comentado. Nadie dejaba de hablar de las preguntas que nos habían hecho los demás jóvenes de los otros equipos. No sabíamos si los americanos eran extremadamente egocéntricos, o los mexicanos somos muy malos para promocionar a nuestro país. Llegamos a la conclusión de que era un poco de ambas. La visión que deja ver México al exterior es bastante pobre, no es sólo una cuestión de egocentrismo americano.

A una amiga le sucedió algo similar. Ella estudia Historia del Arte, en Austria . Una de sus compañeras austriacas, se podría decir culta, creía que en México la gente pobre vivía en cabañas de adobe con techo de paja, se vestían como aztecas pre-coloniales y adoraban dioses. Mientras que los mexicanos ricos vivían en pirámides. Suena ridículo. El mexicano es reconocido mundialmente como el indio vestido con su huipil y su sombrero recargado en un cactus a la mitad del desierto.

¿Es culpa del mundo por ser inculto y no saber que en México hay hasta Ferraris? Sí. ¿Es culpa de que los mexicanos demos esa imagen al exterior? También. Hay que empezar a dar una mejor imagen de nuestro país. Hay que abrirle los ojos al mundo y mostrarle el verdadero México, reconociendo que, efectivamente, hay problemas. Y cada vez que salgamos de viaje, no hacer las típicas mexicanadas que tanta fama nos dan a nivel mundial.

  • Agustin Gurza

    Guillermo: Te escribe tu tío, primo hermano de tu abuelita Margarita Gurza de Ortega. Bueno, te comento que me interesó muchísimo tu artículo, pero veo que las cosas acá nunca cambian. Mis papas se vinieron a EEUU cuando yo era todavía bebe, en los años 50 y recuerdo que mi Mama se quejaba de exactamente la misma cosa. Siempre decía que los gringos piensan que “nosotros los mexicanos todavía andamos en huaraches.” La ignorancia le parecía algo ofensivo, pero curioso a la vez, algo así como lo describes tú 60 años después. Bueno, te felicito por tu trabajo. Desde chiquito que nos vimos en el DF se notaba que eras un muchacho muy desenvuelto y que ibas a llegar muy lejos. Suerte, Agustín Gurza Sanchesviesca.

  • Andrea Rivera

    Excelente nota , me encantó. También considero que la imagen del mexicano con sombrero y en burro es parte de un estereotipo que siempre va a existir. Aunque me muestren a un francés que se bañe diario, en mi mente ya está marcado que los franceses son sucios, sin tener prueba alguna de que así sea.
    La amiga austriaca me hizo reír bastante.

  • Regina Luna

    me gusto muchísimo y tienes toda la razón… 😉 Estoy totalmente de acuerdo pero también pienso que las personas que piensan eso de los mexicanos son, la mayoría, incultas. Si publicas otra cosa avisame haha me gusto mucho tu articulo.

  • Sebastian G. Páez

    Memo creo que todos tenemos anécdotas similares. A mi papá en un viaje a España, le preguntó un taxista que cómo podía ser mexicano si no tenía la piel color verde. En un viaje a Europa unas españolas estaban impresionadas de que los mexicanos gozamos de los recursos económicos para hacer un viaje al viejo continente en vez de pasar día y noche bajo un nopal. En otra ocasión, en Florencia, una italiana me preguntó si tenía Facebook y, al afirmárselo, volvió a preguntar con cara de asombro pretendiendo que los diferentes idiomas eran causantes del un mal entendimiento. Otro claro ejemplo es el de el programa británico “Top Guear”, que hace unos meses hablaron pestes de nuestro país; lamentablemente algunas ciertas, pero en el aspecto gastronómico el humor negro inglés destapó su ignorancia.

    Sin embargo, a pesar de todas estas caras erróneas que tiene México, creo que es un proceso normal en un mundo que carece de los recursos para llevar a cabo los viajes que únicamente clases privilegiadas pueden hacer. También existen países de primer mundo con una cara engañosa ante muchos de nosotros los mexicanos. Un ejemplo de ésto es el típico “mal olor de los franceses”, mito creado hace cientos de años. Otro es la supuesta escasez de variedad de comida en nuestro país vecino, pues muchos creen que la única comida es hamburguesas, pizzas, pan y pan. La seriedad de los ingleses y la frialdad de los alemanes son imágenes falsas que estos dos grandes países reflejan al mundo.

    Son mitos basados en hechos históricos. En verdad vivimos hace 500 años en pirámides, somos de tez morena verdosa, la pobreza es la respuesta a la creencia de falta de tecnología en nuestro territorio; pero vamos adelante, vamos adelante y día a día los medios de comunicación los hacen saber a países del lado opuesto de la Tierra. La globalización ayudará a quitar nuestra imagen; eso es un hecho. Hasta hace unos días éramos la economía más estable y los países del lado opuesto de la Tierra se enteraron. Los juegos panamericanos del mes pasado fueron transmitidos por toda América y México mostró el grado de excelencia del que es capaz. Creo que debemos corregir la imagen que el extranjero tiene acerca de nosotros en el sentido que nos sea posible. Sobre las etiquetas falsas creadas por hechos históricos sólo nos queda desmentirlas y reírnos como lo hemos hecho en este blog. Como siempre un placer leer tus palabras amigo y me gustó la manera de terminar tu artículo: no hacer las típicas “mexicanadas”–un mexicano apagó el fuego del soldado anónimo bajo el arco del triunfo en Paris orinándole–sino hacer nuevas “mexicanadas” de las cuales nos podamos sentir orgullosos y sean reflejo del México, que personas como las del blog de la coctelera, están formando.

  • Jesús Castañeda

    Muy interesante Guillermo, y todo eso a pesar de que vivimos ya desde hace tiempo con la tecnología suficiente, aquí y en todo el mundo, como para conocer más alla de cualquier frontera como son o como viven en otros paises y latitudes. Que curioso, no? Cada quien ve sólo lo que quiere ver. Felicidades, es un buen artículo.

  • Ana Rodriguez

    Hace algunos anios, cuando vivia en Alemania una mujer de Australia me pregunto si en Mexico hablabamos portugues, otra persona contesto que no, que en Mexico hablamos mexicano, pero todo se derrumbo dentro de mi (como dice la cancion) cuando alguien mas aseguro que Mexico estaba arribita de Nueva York. Como es posible que no sepan ni geograficamente en donde estamos? Donde quedo la cultura general? Creo que hoy en dia cada quien es un poquito responsable de lo que sabe de cada pais, de cada cultura. Nuestra cultura es riquisima. Actualmente tenemos mexicanos, como tu y tus companeros de robotica que compiten con la mano en la cintura con los mejores alumnos de Estados Unidos por ejemplo y se traen los premios!!. Como que no saben que tenemos no solo jeans y converse sino tambien gente super inteligente, creativa, pensante y preocupada por todo el entorno. Hay que resaltar lo bueno y no poco, mucho, pero tambien se vale que nuestros vecinos de EU le echen un ojo a su pais vecino.

    Muy buen articulo Memo!
    Ana

  • Deni

    Me encanto tu publicación. Yo ahora vivo en España y me ha pasado que la gente me dice que no “parezco” mexicana, por que soy alta y no soy morena… Muchos tienen la idea que los mexicanos debemos ser todos bajitos y morenos, pero no se dan cuenta que nosotros somos una mezcla de razas. No se muestran tan egocéntricos en pensar que aún vivimos en chozas o que vamos todos en burro y con sombrero, pero aún nos tienen estereotipados. Muy buen articulo!!!

  • darío

    Me parece que exageras con tu artículo, que te hayas topado con gente muy buena para la robótica y la ciencia, no significa que esa gente sea minimamente culta, luego concluyes que toooodos en el mundo creen realmente esos clichés de los años 40s del siglo pasado, me hiciste recordar a Carlos Loret de Mola cuando fue a Libia y en un retén militar al decir que es Mexicano hicieron mimica de bailar con castañuelas, y el pobre Carlos concluyó que México ya no es nada en el panorama internacional, solo por que unos vulgares ( de vulgo) cabos rasos no supieron que eran sombreros en lugar de castañuelas, jaja, te aseguro que si preguntas, en Mèxico todavía hay gente que cree que en China todos se visten de igual y de gris, o que todos los gringos son rubios. Me pregunto, ¿como podrìan pensar eso si las telenovelas mexicanas han penetrado hasta los mercados Arabes, Orientales o en la misma Europa?, si la Ciudad de Mèxico es la segunda a nivel mundial donde se hacen conciertos, teatro , espectáculos del mundo, con artistas de renombre internaciónal ? , he conocido extranjeros, y tengo familia en el extranjero ( Canadà, u.s.a,, España),
    y jamàs he escuchado una tontería parecida la de la estudiante de Historia del Arte Austricaca, uff, y pensar que yo también estudié eso, esos clichés solo los creen la gente mas inculta de cada país!.

  • Casi inverosímil después de leer la nota, pero muy cierto. No he tenido la oportunidad de viajar al extranjero, pero algunos amigos que sí lo han hecho me han contado experiencias similares. Coincido en tu comentario de que tiene que ver la proyección de esa imagen por ambos bandos: el egocentrismo americano y nuestra proyección del país en otra nación.

    Excelente nota y genial su compilación de lo mejor del año.
    Saludos grandes.
    🙂