Asesinatos, narcotráfico, secuestros, tristes memorias de 10 años atrás, inundaciones, más políticos corruptos… aunque mi editor se enoje pero… qué hueva. Es la misma historia todos los días, todo más o menos avanzando, como un pequeño caracol que a veces parece errar el camino regresando al principio. No podemos vivir en un estado de paz completa en el que no tengamos miedo del mundo; esa sensación de que hoy fue un excelente día y mañana será mejor. Le falta motivación a muchos mexicanos, y esa falta de motivación nos hace caer cada vez más. Pero aquí hay algo que no vemos con mucha claridad, todo es cosa nuestra, es nuestra actitud de seguir pensando en lo negativo lo que nos tiene en este estado tan apático. Eso no lo va a cambiar nuestro delegado, nuestros papás, nuestro presidente y mucho menos tu suegra, eso lo cambias tú.

Por voz de un amigo me enteré de un evento anónimo y supuestamente secreto que se iba a realizar en el andador Francisco I. Madero en el Centro. Un “experimento” bastante peculiar, una broma masiva organizada por internet. Tu entrabas a la página de FlashMob México y ahí descargabas el mp3 con las instrucciones, sincronizabas tu reloj y empacabas todas las cosas que tenías que llevar. A las 12 en punto, te colocabas los audífonos de tu celular, iPod o lo que fuera y escuchabas las indicaciones. Hicimos varias cosas, entre las cuales nos quedamos paralizados, bailamos, simulamos estar en la playa y vender camisas. De verdad nos pasamos un muy buen rato.

Lo que quiero sacar como conclusión de todo esto es que no sólo logramos reírnos un rato, sino que le hicimos el fin de semana a muchas otras personas. Logramos organizarnos más de 5 mil personas con un fin de broma, recreativo, de un ambiente padre y les apuesto a que si ven el video se van a morir de la risa. Esa es la actitud que debemos adoptar, el organizarnos no para destruir cosas y generar problemas. El unirnos para pasarla bien, ser originales y espontáneos y demostrarle el mundo que a pesar de todo estamos dispuestos a pasarla bien y que no nos vamos a dejar intimidar y vencer por unas pocas cosas. Es lo que México necesita, un poco de pensamiento positivo.