El guionista estadounidense Barry Gifford considera que el uso de nuevas tecnologías, como las redes sociales, ocasiona que los jóvenes se interesen menos por la lectura, sobre todo, por la buena literatura, llevándolos a un estatus de mediatización.

Gifford les recomendó no estar sentados todo el día frente a la computadora enfrascados en un duelo de quién contesta con mayor rapidez y les sugirió buscar otra manera de comunicarse y de pensar, pues dijo que hay muchos distractores, por lo que es necesario que no estén conectados las 24 horas.

Asimismo, les aconsejó que en el caso de los que escriben y hacen guiones, principalmente, se permitan libertades que no se sujeten a la mecanización, pues hacer uso de la imaginación les dará mejores soluciones a la hora de crear historias.

Con información de El Universal.